Los problemas que tienen los comerciantes, en particular de departamentos alejados, como Iglesia, Jáchal, Calingasta y Valle Fértil, por las deficiencias en el servicio de internet, dificulta el crecimiento de las operaciones digitales con el uso de los códigos QR. El tema volvió a cobrar actualidad cuando entró en vigencia la medida que permite usar cualquier billetera virtual, ya sea de un banco o una fintech, para abonar en todos los comercios que acepten este medio de cobro, sin importar la empresa que provea el código.

En la práctica, la medida implica que cualquier persona sin importar qué billetera digital use en su celular pueda pagar en comercios que tengan cobro con código QR aunque no coincida con la empresa de su billetera. Se trata de una suerte de QR nacional.

El sistema también habilita a los comercios a recibir el dinero de forma instantánea, irrevocable y con la comisión más baja del mercado.

Pero el problema es que en San Juan hay serias dificultades con el servicio de internet, aunque desde el Gobierno provincial se trabaja en un Plan Estratégico de Conectividad para darle solución (ver aparte). Y que permitirá que a partir de los próximos 9 meses, según calculan, el servicio pueda empezar a mejorar.

Uno de los que alertó de las dificultades es Hermes Rodríguez, de la Cámara de Comercio de San Juan, quien dijo que "el problema no es en el Gran San Juan, donde hay buen servicio, sino en las zonas alejadas. Y eso afecta, por ejemplo, el desarrollo del turismo".

Ramón Ossa Federico, de la Cámara Empresaria de Calingasta, dijo "acá tenemos mal servicio y eso dificulta las operaciones comerciales". En el caso de Barreal señaló que el servicio es aceptable, pero no ocurre lo mismo en localidades alejadas, como Villa Nueva y La Isla. El dirigente mencionó también los frecuentes cortes de energía eléctrica que afectan al departamento.

Luis Agulles, de la Cámara de Comercio de Caucete, señaló que "tenemos buen servicio en la villa cabecera, pero no ocurre lo mismo hacia las afueras, como por ejemplo en Pozo de los Algarrobos o en Vallecito".

Marcelo Aguirre, de la Cámara de Comercio de Jáchal, dijo que en la villa cabecera "hay servicio aceptable, pero no en las zonas alejadas, por ejemplo en Huaco". El dirigente señaló que en el Acuerdo San Juan propuso implementar cajeros móviles, por ejemplo para la Fiesta de Mogna, como una forma de facilitar las operaciones.

El nuevo sistema implica que una persona que tenga en su teléfono una aplicación de bancos o de una fintech, podrá hacer pagos con transferencias en cualquier comercio.

Los comercios recibirán el dinero en menos de 25 segundos y con la comisión más baja del mercado (de 0,6 a 0,8%), lo que ayudará a simplificar las operaciones y a competir contra el efectivo, que sigue siendo la forma de pago usada en cerca de 8 de cada 10 transacciones.

  • El plan oficial en San Juan

En el Gobierno provincial trabajan en el Plan Estratégico de Conectividad, que implicará, en la primera fase, el tendido de poco más de 500 kilómetros de fibra óptica, aprovechando los postes del sistema de electricidad y que beneficiará a Iglesia, Calingasta, Valle Fértil, Jáchal, Ullum y Zonda. El programa se ejecuta con recursos del Fondo Fiduciario Federal para Infraestructura Regional, que aporta un total de 700 millones de pesos. La primera fase demandará unos 180 millones de pesos, según dio a conocer Raúl Rodríguez, referente técnico de San Juan Innova. Los plazos que se manejan es que en unos 9 meses estará el tendido y después los proveedores privados del servicio de internet se harán cargo de las conexiones a los usuarios.