Esta es la primera de una serie de medidas que se lanzarán este año con tres objetivos: aumentar la bancarización, bajar la inflación y reducir la economía en negro. Desde el BCRA estiman que casi un tercio de las operaciones que se realizan se hacen en el mercado informal.
 

 

La circular A 6176 hace referencia a que "las operaciones de canje de numerario de Buen Uso o dinero en efectivo, entre las entidades financieras, podrán ser cursadas a través de una plataforma electrónica en línea"; además destaca que "se crearán dos ruedas de negociación, una para los billetes de alta denominación como los de 1000, 500 y 200 pesos, y otra rueda para los billetes de baja denominación como los de 5, 10, 20, 50 y 100 pesos"; y agrega que "las entidades financieras podrán ofrecer sus excedentes de efectivo mientras que las entidades demandantes podrán comprar ese dinero en efectivo".
 

"En términos prácticos sería lo siguiente: si sobraran billetes de 10 pesos, el que los compra pagaría 9,90 pesos, y si faltaran el que los vende los podría vender a 10,10 pesos; habría un arbitraje entre la compra y la venta", explicó un operador financiero. También agregó que en el fondo lo que busca el BCRA es que se reduzca la emisión de billetes y a la larga eso reduzca más la inflación".
 

Las autoridades del BCRA intentan reducir las transacciones de dinero en efectivo, para lograr una mayor bancarización del sistema financiero, en la búsqueda de reducir la inflación y la economía en negro.
 

Esto implica que las empresas y los particulares paguen mayores costos por utilizar dinero en efectivo en lugar de realizar otro tipo de transacciones. La medida también busca que haya cada vez mas posnets en los comercios para que las compras se hagan con tarjeta de débito o de crédito o en el futuro con dinero electrónico. Desde el directorio del BCRA proponen un cambio gradual y la idea es ir arrinconando la economía informal.