Destino. Peña nació en 1977 en la ciudad de Buenos Aires. El menor de cinco hijos, cursó la primaria en EEUU. Señalado como el delfín de Macri, hay gran expectativa sobre su destino.



Desde que está al frente del Poder Ejecutivo, el presidente Mauricio Macri recibió en las últimas horas la presión más fuerte para desplazar a Marcos Peña de la jefatura de Gabinete, luego de que el peso superara la barrera de los 40 pesos.

Las presiones provienen tanto desde los empresarios y el peronismo como de propios sectores de la coalición oficialista. En el mundo empresario ya dan a Peña, el hombre de mayor confianza del Presidente, como fuera del Gobierno y exigen que junto a él se vayan sus vicejefes Mario Quintana y Gustavo Lopetegui. Pero Mauricio Macri se sigue resistiendo a deshacerse de su mano derecha.

El jefe de Gabinete, Marcos Peña, había salido a negar cambios ayer por la mañana y aseguró que no se estaba ante un "fracaso económico". Luego de sus declaraciones, el peso se devaluó aproximadamente un 20 por ciento. Y Peña recibió una inesperada réplica de la gobernadora bonaerense María Eugenia Vidal. "Yo creo que estamos ante una dificultad y no reconocerlo es no entender lo que le pasa a la gente", dijo la gobernadora bonaerense.

En la noche del miércoles pasado, Rogelio Frigerio, ministro del Interior, fue tanteado para asumir como jefe de Gabinete en un guiño al peronismo. En el entorno de Marcos Peña desmintieron estas versiones al sitio digital de noticias www.lapoliticaonline.com. El jefe de Gabinete se mostró en las últimas horas junto al propio Frigerio y el ministro de Hacienda, Nicolás Dujovne, con motivo de la firma de compensación de deuda con el gobernador mendocino Alfredo Cornejo.

"El equipo es totalmente prescindible, puede cambiar como también pueden cambiar los instrumentos a implementar para cumplir los objetivos que fijamos al inicio de la gestión", señaló Frigerio.

En medio de la confusión, empresarios ensayaban distintas explicaciones para esta crisis. Pero coincidían en un punto: la falta de confianza desde el punto de vista político. Para algunos, se trata de un déficit político y serían necesarios cambios de Gabinete que ayuden a ratificar el rumbo emprendido con menos ruido. Los más críticos hablaban de problemas económicos de fondo.

Los principales ministros del gabinete de Macri siguieron desde Casa Rosada la evolución de los mercados. Luego de dar una entrevista en la que negó cambios de gabinete, Marcos Peña ingresó a Casa de Gobierno.

A las 15:23, una foto difundida por el equipo de prensa de Presidencia mostró a Peña activo, reunido con representantes de la Sociedad Interamericana de Prensa, que cursó una invitación para que Macri participe de la Asamblea Anual del organismo que se realizará en Salta, entre el 19 y el 22 de octubre.

A esa misma hora los periodistas acreditados en Casa Rosada pudieron corroborar que el jefe de Ministros se encontraba en el despacho del ministro del Interior reunido con Rogelio Frigerio, el ministro de Hacienda, Nicolás Dujvone y el gobernador de Mendoza, Alfredo Cornejo. Diez minutos más tarde, Peña y Dujovne se dirigieron a la oficina del presidente Mauricio Macri.

 

 "Banquemos a Mauricio"

A través de Twitter, el macrismo llamó a apoyar al jefe de Estado, en el cierre de un día que estuvo marcado por la incertidumbre. El primer mensaje lo lanzó Cecilia Borel, integrante del equipo del vocero presidencial Iván Pavlovsky.

"Urgente a las 20hs tuiteemos todos con: #MacriYoTeBanco. Salgamos todos a defender a nuestro gobierno del intento golpista por parte de los que fueron parte y cómplices del mayor robo de la historia de la Argentina, Banquemos todos a Mauricio", tuiteó Borel. Pasada la 1, la consigna figuraba segunda en la tabla de tendencias a nivel global. Más temprano, Elisa Carrió también había elegido las redes para enviar calma a la sociedad. Y también había hablado de golpismo. "Los ladrones juegan sus dólares para tumbar la República. No podrán con nosotros. No va a haber helicóptero", expresó.

 

 

 

 "Hubo errores no forzados"

El ministro Rogelio Frigerio abrió su exposición en el Consejo de las Américas con una frase contundente: "Es un día difícil". Además reconoció "errores no forzados" del Gobierno. "Es pedir mucho que el ciudadano común nos escuche, pero aquellos que tienen responsabilidades en la dirigencia económica y empresarial tienen que hacer el esfuerzo y entender que hay futuro en la Argentina", afirmó.

 

 

 

 

"Estás con el cul... al aire"

En medio del Consejo de las Américas, el titular de Aeropuertos Argentina 2000, Eduardo Eurnekián analizó la crisis financiera y política y destrozó al Gobierno. "En vez de solucionar los problemas, metiste la cabeza debajo de la tierra y ahora estás con el cul... al aire. Ahora estás así ", aseguró. Sus palabras están en sintonía con las de Eduardo Duhalde, quien trazó un diagnóstico lapidario del presente.


Wall Street pide medidas de shock

 

Tras encenderse todas las alarmas por el salto al vacío del dólar en Argentina, los analistas de Wall Street le reclaman al Gobierno medidas de shock fiscal y un plan de estabilización en lugar de parches y gradualismo. "Nuestra evaluación es que las autoridades deberían considerar ahora un shock de ajuste fiscal, con una reducción rápida de las necesidades de financiamiento, como antídoto contra la desconfianza del mercado en la política gradualista", estimó Alberto Ramos, economista jefe para América Latina de Goldman Sachs.

El experto advirtió que, a esta altura, dado el alto grado de desconfianza de los inversores tanto locales como internacionales, no hay en el horizonte del Gobierno soluciones fáciles. La señal debe ser contundente, aun a pesar de los costos políticos que pueda acarrear dado que, en los hechos, la Casa Rosada ya está pagando costos muy elevados.

"Creemos que en lugar de la reducción programada a un déficit fiscal primario a 1,3% del PBI en 2019, ayudaría a redoblar el esfuerzo y que el compromiso sea alcanzar el déficit cero ya el año que viene, observó Ramos. Esta fuerte aceleración en las metas oficiales, agregó, "reduciría las necesidades de financiamiento y modificaría las expectativas". Desde este punto de vista, la suba de tasas de interés contribuye a aquietar las aguas, pero la batalla contra la histeria cambiaria no puede quedar sólo en manos del Banco Central. Para Daniel Kerner, director para América Latina del Eurasia Group, la prioridad hoy es que el Gobierno presente un "plan de estabilización", que puede ser de tipo ortodoxo o incluir componentes heterodoxos.
 

Alerta por tarjetas 

A raíz del aumento de la tasa de referencia dispuesta por el Banco Central, el Costo Financiero Total por las compras con tarjetas de créditos en cuota podría incrementarse hasta el 120%, señalaba el diario Ámbito Financiero en una nota en la que citaba a varios especialistas.

 

¿Vuelven las retenciones?

Con un dólar a $40 y poniendo retenciones del 34,5% al complejo sojero, generas un ahorro fiscal del 1,3% del PBI en 2019, lo que te permite llegar a déficit cero", afirmó Martín Alfie de la Consultora Radar.