Tensión. Las partes tardaron un buen rato en llegar a un acuerdo en la cartera laboral porque ni la Cámara de Comercio ni el sindicato querían ceder en la discusión.

En la pulseada por abrir o no las puertas de los comercios los domingos 23 y 30 de este mes, con motivo de las ventas por las celebraciones de fin de año, terminó imponiéndose la postura del gremio de los mercantiles y esos días no se trabajará. A cambio, desde hoy y hasta el 22 y la semana próxima desde el 26 al 29 los negocios céntricos podrán extender hasta una hora más, con tope máximo a las 22, la atención al público. La resolución se tomó ayer durante una audiencia en la Subsecretaría de Trabajo, luego de casi dos horas de discusiones con la Cámara de Comercio.

Las deliberaciones habían comenzado en otra audiencia el viernes pasado y luego de ponerse de acuerdo en otros puntos, quedó pendiente el trabajo de los domingos 23 y 30. Es que desde el Sindicato de Empleados de Comercio manifestaron el temor de que si el personal trabajaba luego no les pagaran las horas suplementarias ni les devolvieran la jornada con un compensatorio, tal como exige la normativa vigente. "No queremos sorpresas", había manifestado Mirna Moral, titular del gremio de los mercantiles.

Desde la vereda de enfrente, Hermes Rodríguez, titular de la Cámara de Comercio, sostenía que los comerciantes no se podían perder esas ventas y querían abrir y que se iban a hacer cargo de los costos adicionales. Así las cosas y sin que ninguna de las partes quisiera ceder posición llegó la audiencia en la tarde de ayer en la que, con la mediación del subsecretario de Trabajo, Roberto Correa Esbry, llegaron a un entendimiento que quedó plasmado en un acta. El texto señala que los domingos 23 y 30 en los comercios céntricos no habrá atención al público. Pero los negocios que decidan trabajar, como en el caso de las jugueterías, que tienen muchas expectativas de ventas por los regalos de Navidad, podrán trabajar a cambio del pago de las horas suplementarias y de la concesión de un franco. Será el caso de, por ejemplo, Falabella, una empresa multinacional, que sí trabajará y así quedó plasmado en el acta.

A cambio de no trabajar y a pedido de la cámara del sector, desde hoy y hasta el sábado 22 y la próxima semana desde el 26 al 29, los negocios, en lugar de cerrar sus puertas a las 21, como lo hacen hasta ahora, podrán extender los horarios una hora más, pero sin excederse de las 22. Eso, siempre y cuando haya clientes en los locales, a cambio del compromiso de pagar las horas suplementarias, que sumarían en total 9, contando las de esta semana y las de la próxima.

En la audiencia del viernes pasado quedó acordado que los hiper y las grandes cadenas de supermercados trabajarán con normalidad los domingos 23 y 30, como en el caso del Hiper Libertad, mientras que los días lunes 24 y 31 el personal en todos los ámbitos cumplirá sus tareas de 8 a 15, de corrido, con una pausa para almorzar. Y las puertas de todos los negocios, incluidos los del microcentro, deberán estar cerradas a las 17, según establece la normativa provincial. Es para permitir que los empleados tengan tiempo de regresar a sus casas y poder celebrar en familia tanto la Navidad como así también después el Año Nuevo.

En todas las discusiones el panorama fue distinto para los casos de los negocios de los departamentos, donde no hay intención de trabajar ni los domingos 23 ni el 30 con el argumento de que pueden llegar a ser muy pocas las ventas.

El año pasado también hubo fuertes discusiones porque el 24 y el 31 de diciembre cayeron en domingo y por eso tuvo que mediar la Subsecretaría de Trabajo. Al final acordaron abrir las puertas de los negocios durante las dos jornadas y establecer el horario de atención hasta las 15. A los empleados les reconocieron las horas extras, además de recibir el franco compensatorio correspondiente.

Este año, el gremio se comprometió a controlar que se cumpla lo acordado.

  • Aguinaldo

En los comercios de la provincia hay mucha expectativa por las ventas navideñas porque a partir de hoy empezarán a cobrar el medio aguinaldo los empleados de la administración pública provincial. Y a partir del 28 también comenzarán a percibir el sueldo de diciembre los trabajadores estatales.

Expectativa por mejorar

Debido a las malas ventas que se vienen registrando en el comercio sanjuanino, la expectativa entre los comerciales locales es remontar los números negativos, o al menos achicar la brecha, con las operaciones que se vienen.

Según las estadísticas de la Cámara de Comercio, a excepción de febrero, cuando las ventas treparon un 1,4%, el resto de los meses los números han sido negativos. Y la peor caída se registró en noviembre pasado, cuando las operaciones cayeron un 9,2% con respecto a octubre. Fue el peor número del año, superior incluso a octubre, que había sido del 6,7%.

Según un sondeo de este diario, los comerciantes del rubro de jugueterías afirman que todavía las ventas vienen flojas, pero están confiados en que las operaciones van a ir mejorando en los próximos días. Una buena señal es que los precios han aumentado, desde la celebración del año pasado, entre un 20 a un 30%, menor que la inflación.