Rawson. Una esparraguera en Médano de Oro fue una de las afectadas por las bajas temperaturas registradas en las madrugadas de lunes y martes pasados.

 

El fenómeno de las heladas tardías volvió al campo sanjuanino y en este caso las afectadas fueron 370 hectáreas de espárragos, almendros y ciruelos ubicados en Rawson, Pocito y San Martín, entre las madrugadas de lunes y martes de esta semana, según un relevamiento efectuado ayer. Todavía no se pueden estimar los daños en las plantas, por el testimonio de los propios productores, pero lo cierto es que se espera que las bajas temperaturas continúen en los próximos días.

Se denomina helada al fenómeno meteorológico que se produce cuando la temperatura del aire cercano al suelo es de 0º (cero grados Celsius) o menor. En este caso, por la época del año en la que se ha tenido lugar, fueron afectadas esparragueras que empezaron a producir en la zona de Médano de Oro, en Rawson. Se trata de unas 250 hectáreas, según productores de la zona, que contaron que cuando las afecta el frío ya no sirven para cosecharlas para el consumo. Silvana Blanes, una productora rawsina que tiene unas 5 hectáreas de este cultivo, contó que ya habían iniciado la cosecha cuando las bajas temperaturas afectaron los cultivos.

Otro caso fue el de Raúl Lencinas, otro productor de Médano de Oro, que relató que la helada quema el turión, que es el brote del espárrago, que ya no sirve para ser cosechado.

Ariel Lucero, secretario de Agricultura y Ganadería, sostuvo que había tenido contacto con productores afectados por el fenómeno, que se puede volver a producir en los próximos días. Como medida de prevención, recomendó mantener los cultivos libres de malezas y los suelos húmedos, pero evitar la quema de cubiertas, por la contaminación que se produce en el ambiente.

Otro de los cultivos afectados fueron los almendros y el daño que se produce es en la etapa previa a la floración. Un productor, Leandro Moral, con cultivos en Pocito, contó que para evitar los efectos de las bajas temperaturas recurren al riego con el uso de microaspersores, un método que aprovecha el calor que se desprende durante la formación de hielo en las plantas.

En Pocito hay unas 100 hectárea bajo este sistema.

En el caso de los ciruelos, el frío afectó plantaciones en San Martín, según el testimonio del productor Marcelo Ferrer, que tiene 20 hectáreas en esa zona. Dijo que durante las madrugadas de lunes y martes se registraron temperaturas cercanas a los 5 grados bajo cero, que han afectado los brotes de las plantas. Al igual que ocurre con los almendros, el agricultor sostuvo que habrá que esperar hasta más adelante para ver qué daños se producirá en la futura cosecha de la fruta.

Por lo menos hasta septiembre se estima que pueden continuar este tipo de fenómenos. Cabe señalar que a partir del primer día de ese mes entrará en vigencia el seguro contra accidentes climáticos, pero no es para ninguno de estos cultivos sino para vid, olivo, tomate, melón, sandía, zapallo y desde el año pasado también para membrillo (ver aparte).

En el caso del agro, una de las peores heladas que afectaron los cultivos tuvo lugar el 6 de septiembre de 2016, cuando una helada de 2 a 7 grados bajo cero (según la zona) provocó más de 1.000 denuncias en el Ministerio de Producción. Se habló de más de 10.670 hectáreas afectadas, y entre los cultivos, además de vid, con 8.987 hectáreas denunciadas, también fueron afectados olivos, frutales y chacras. Según datos de la Asociación de Viñateros Independientes, el fenómeno se llevó alrededor del 75% de la uva en fresco y pasas.

 

Pocito. El uso de microaspersores en plantaciones de ciruelos es una de las técnicas que utilizan para evitar los daños de las heladas.

 

 

Está en marcha la licitación


El Gobierno provincial llamó a licitación para contratar el seguro contra daños en los cultivos, es decir heladas y granizo, que este año tiene un presupuesto oficial de 7,7 millones de pesos. La apertura de los sobres será el lunes 27 de este mes, a las 9, en la sala de licitaciones de Hacienda y Finanzas. El apuro es contratar el servicio antes de septiembre próximo, cuando empieza la temporada de mayor riesgo para los cultivos.

En el caso de heladas, el período a cubrir va desde el 1 de septiembre al 31 de diciembre de este año. Y para el granizo va desde el 1 de noviembre de 2018 al 31 de mayo del 2019.

El servicio es gratuito para aquellos productores de hasta 6 hectáreas, con el requisito de estar inscriptos en el RUPA.