Medida. La vacunación de los animales es la mejor forma de prevenir la aparición de casos de influenza equina. Dicen que el mal no es mortal si se toman precauciones.

 

Los síntomas son muy parecidos a los de la gripe en el ser humano. Se trata de la influenza equina, una enfermedad que padecen caballos, asnos y mulas en la que se presenta fiebre y decaimiento y para la recuperación del animal se lo debe aislar y dejarlo descansar. Fue por eso que ante un brote del mal, que por ahora afecta a animales de Iglesia y Calingasta, el Gobierno provincial, en acuerdo con las agrupaciones gauchas y el Servicio Nacional de Sanidad y Calidad Agroalimentaria (Senasa), dispuso ayer postergar la Cabalgata de la Fe a la Difunta Correa. En el primero de los departamentos, según cifras de la Dirección de Desarrollo Pecuario, calculan que hay unos 1.350 animales afectados, aunque desde el municipio dicen que son menos, unos 750. Y en Calingasta hablan de unos 900 con el mal, por lo que se considera que al menos son 1.650 en total. Para prevenir la propagación del virus están a la espera de nuevas vacunas porque no hay en stock.

"Las dosis están agotadas y estamos a la espera de que lleguen más", dijo Alfredo Martín, titular de Desarrollo Pecuario.

La enfermedad fue detectada primero en los hipódromos de Mendoza, Palermo y San Isidro y hay sospechas de la presencia del mal en otros puntos del país. Frente a esta situación el Senasa dispuso fortalecer las medidas sanitarias para disminuir la difusión del virus, que no afecta a las personas.

En Calingasta, la sospecha es que el virus ingresó desde Mendoza o que los animales que provienen de Chile y que vienen a pastorear en la zona cordillerana lo trajeron. Las localidades con animales enfermos son Barreal, La Isla, Tamberías y la Villa de Calingasta, dijo el intendente Jorge Castañeda. El jefe comunal habló de 6 animales muertos por el mal, pero Martín dijo ayer que sólo tienen registrada una baja. En este departamento se estima que hay unos 900 animales con el mal.

Recomendaciones  :  Notificar

Ante la aparición de animales con signos compatibles con la enfermedad, el Senasa aconseja avisar de inmediato a la oficina del organismo más próxima, enviar un correo a equinos

En Iglesia, la población de equinos es mayor, y está calculada en unos 1.500 animales. Según la Dirección de Desarrollo Pecuario, casi el 90% padece el mal, pero el intendente Marcelo Marinero, luego de hablar con los referentes de las agrupaciones gauchas de la zona, dijo que la cifra es menor, del 50%. Y que no hay animales muertos.

En otros dos departamentos en los que se mencionó como afectados por la enfermedad, como Jáchal y Ullum, los intendentes Miguel Vega y Leopoldo Soler dijeron anoche que no tenían información de casos de gripe equina.

La otra preocupación era la nueva edición de la Cabalgata de la Fe a la Difunta Correa, que estaba prevista desde el 12 al 14 de este mes, es decir la próxima semana. Se trata de una actividad en la que el año pasado participaron unos 4.500 jinetes con sus respectivas cabalgaduras y si no se toman medidas puede llegar a ser un foco para que se extienda el virus. Por eso ayer, en un encuentro con la participación del ministro Andrés Díaz Cano, el cortista Adolfo Caballero, que es presidente de la Confederación Gaucha Argentina; el presidente de la Federación Gaucha, Sergio González; el coordinador de Sanidad Animal de la Regional Cuyo de Senasa, Sergio Rossi, y otros funcionarios, se resolvió postergar la actividad, en principio para el último fin de semana de abril. La razón es porque, ante la falta de vacunas, porque también hay otras provincias afectadas, están a la espera de nuevas dosis. La idea es vacunar a los animales que no están protegidos para evitar un contagio masivo durante la cabalgata, en la que incluso se esperan animales de otras provincias.


Esteban Durante, responsable del Programa de Enfermedades de los Equinos del Senasa, dijo que "se trata de una enfermedad endémica en la Argentina, por lo que todos los años estamos expuestos a que aparezcan casos especialmente si el animal no está vacunado".

En el marco de la Ley 27.233, los propietarios de los animales son los responsables primarios de mantener su sanidad. Además, se deben tomar recaudos respecto al contacto estrecho con otros caballos, ya que son los factores típicos de riesgo para contraer la enfermedad.


 

>> Las medidas a seguir  

rong>

 

Ante este brote de la enfermedad, el Senasa recomienda a los tenedores de equinos las siguientes medidas:

 

  • Vacunar y revacunar contra influenza equina a aquellos animales que se encuentren sin signos de la enfermedad.

 

  • Tomar recaudos respecto al contacto estrecho con otros caballos, el hacinamiento y el transporte, ya que son los factores típicos de riesgo para contraer la enfermedad.

 

  • Procurar aislar los equinos al ingreso al establecimiento, así como también la higiene y desinfección de las instalaciones y demás instrumentos de uso.

 

  • Mantener en lo posible a los equinos en ambiente bien ventilados.

 

  • Evitar el contacto de equinos que provengan de establecimientos o eventos de riesgo con los animales propios.

 

  • El aislamiento y el reposo del equino disminuyen la propagación del virus.