Operaciones. Hasta ahora las compras de los regalos para agasajar a las madres vienen gasoleras para el próximo domingo.

Una de las celebraciones del calendario a la que los comerciantes le ponen todas las fichas junto con la Navidad, como es el Día de la Madre, que tendrá lugar el próximo domingo, viene con las ventas anticipadas muy flojas al punto que en el sector hablan de que hay una caída de entre el 10% al 20% con respecto a los días previos del año pasado. La situación se da a pesar de la medida oficial de devolver hasta 1.000 pesos de IVA a quienes hagan compras para agasajar a las mamás (ver aparte).

La crisis económica, el temor de la gente a endeudarse y la incertidumbre que generan las próximas elecciones nacionales figuran entre los motivos que motivan la actual situación, según los comerciantes sanjuaninos. Hermes Rodríguez, de la Cámara de Comercio, habló de un panorama "con menos operaciones que el año pasado", mientras que Carina del Valle Quiroga, del Centro Comercial de Rawson, manifestó que "esperamos un repunte en los próximos días". Carlos Fernández, de la Cámara de Comercio de Pocito, sostuvo que "hasta ahora las ventas vienen muy flojas".

En general, el precio de la mercadería, en particular de la indumentaria y el calzado, que es lo que tiene más salida para este festejo, viene con un incremento de entre el 40% al 50%, cuando el IPC (Indice de Precios al Consumidor) acumula un alza del 53,5% con respecto a un año atrás.

Para comprar el regalito a la mamás algunos se animan a la tarjeta que, para las compras en 12 cuotas, tienen un interés de alrededor de un 70%, mientras que para operaciones por plazos superiores la tasa puede trepar hasta el 200%.

Con bolsillos flacos, lo que también viene con monto reducidos es el ticket promedio de compras, que ronda los 1.000 pesos, mientras que el año pasado había oscilado en los 900 pesos.

¿Qué se elige para regalar a las madres? Lo tradicional es el calzado, que va en una franja de los 890 pesos a los 2.000 pesos, dependiendo de la calidad del producto. En indumentaria, por ejemplo, una blusa oscila entre los 600 a los 800, mientras que un pantalón de vestir está en alrededor de los 2.000 pesos. También el sector gastronómico se está empezando a mover con los tradicionales desayunos para la mañana del domingo, que oscilan entre los 500 a los 1.600 pesos.

Entre los preparativos para este fin de semana, por ejemplo en Capital, los negocios abrirán el sábado de 9 a 13 y en la tarde de 16,30 a 20,30. No está previsto que haya locales abiertos el domingo, aunque si trabajarán por ejemplo en Rawson, de a 13 horas, mientras que en Pocito será de 9 a 13. La situación en los departamentos del interior es distinta porque incluso hasta el mismo domingo hay ventas de regalitos para agasajar a las madres.

En Rawson dijeron que las bajas temperaturas de estos días no ayudan en las ventas.

En Capital, los negocios del centro no abren los domingos, pero si en los departamentos.

Los temas vinculados

Los números de septiembre

Los comercios minoristas de la provincia no la están pasando nada bien, a causa de la crisis económica y la debilidad del consumo de los sanjuaninos. Eso se reflejó en las facturaciones del mes de septiembre, que fueron inferiores a las registradas en igual mes del año anterior, según demuestran los datos recabados en 8 departamentos donde hay cámaras y centros comerciales activos. Entre todos los relevados se observó una caída del 16,5% promedio en las ventas.

Además de la disminución, en líneas generales se observó el mes pasado una tendencia al pago con tarjetas de créditos como una única alternativa para realizar las compras.

Devolución del IVA

Como un incentivo para mejorar las ventas, la Administración Federal de Ingresos Públicos (AFIP) puso en marcha la devolución del IVA a los regalos del Día de la Madre. La medida consistió en que desde la segunda semana de octubre hasta el domingo 20, cuando tendrá lugar la celebración, el organismo instrumentó un sistema de devolución de hasta 1.000 pesos de IVA a quienes hagan compras de indumentaria, calzados, joyerías y restaurantes, entre otros rubros. Para ello hay que bajar una aplicación al celular y cargar el número de la factura de compra, y la Nación hará la devolución de la forma que elija el usuario. Pero, en la práctica, la medida no está dando los resultados esperados.