El Gobierno provincial ha decidido poner en marcha un sistema para el control del gasto de los combustibles de todos los vehículos oficiales, que son unos 1.700, y así evitar, como ya ha ocurrido en el pasado, que incluso se cargue nafta o gasoil en autos particulares (ver aparte). Será a través de una tarjeta, llamada Visa Flota, con la que el chofer de cualquier movilidad podrá pagar la carga en las estaciones de servicio adheridas. La implementación de la modalidad, que se pondrá en marcha en los próximos días, será a través de un convenio firmado con el Banco San Juan y con la participación de la Cámara de Expendedores de Combustibles y Afines (CECA), porque la intención es que esté disponible en toda la red de concesionarios de la provincia.

Según dieron a conocer fuentes de la CECA, el nuevo servicio facilitará la administración del uso de los vehículos, aún en los casos de móviles que son conducidos en forma alternativa por distintos choferes, implementando la utilización de una única tarjeta afectada a una misma unidad, independientemente de quién sea su portador. Para eso, la movilidad tendrá pegada en el parabrisas un sticker, cuyos datos deben coincidir con los de la tarjeta. En la práctica, cada persona autorizada tendrá una tarjeta con un monto de dinero cargado para abonar el combustible de la movilidad. Al llegar a una estación de servicio autorizada, deberá exhibir la tarjeta, que tiene que coincidir con el sticker pegado en el parabrisas, y abonará la carga pasando el plástico por una terminal electrónica.

De ese modo, según explicaron las fuentes, se logra desarrollar una mejor administración de los fondos públicos destinados al gasto en combustibles, con una asignación a medida de que se utilizan. Al ser único medio de pago, mejorará la información con relación al consumo de combustible, que estará disponible para el Gobierno provincial. Hay que aclarar que con la tarjeta de Visa Flota sólo se puede cargar combustible, siendo rechazada para compras de cualquier otro rubro. Y tampoco se puede llenar el tanque de una movilidad que no esté autorizada.

Para avanzar en la implementación del sistema, ayer tuvo lugar una capacitación a los playeros de las estaciones de servicio, para que conozcan cómo funciona el sistema. 

En una primera etapa han adherido al sistema 18 estaciones de servicio de Capital, Rawson, Caucete, Rivadavia y Albardón, pero en el futuro quieren que esté disponible en todas las que funcionan en San Juan, que son cerca de 80. En la primera capacitación participaron 168 playeros.

El sistema de control del gasto del combustible con tarjeta es una modalidad que ya se viene utilizando en otras provincias, como Santa Fe, de forma exitosa. Es a través de un servicio de pago electrónico de combustible con tarjeta de débito para el parque automotor de la administración santafesina.

Maniobras en Salud Pública

A través de un sumario administrativo que implicaba a empleados de la repartición, en Salud Pública de la provincia empezaron a investigar en enero del año pasado una supuesta maniobra delictiva, que después derivó en una denuncia judicial, que incluía la carga de combustible fuera de horario y a tanque completo en la misma movilidad con diferencia de menos de dos minutos en algunos casos. La sospecha es que el combustible de más iba a parar a vehículos particulares. Por el caso fueron indagados 14 empleados.

A nivel nacional, también se conoció que la Policía de la Provincia de Buenos Aires desarticuló una banda integrada por personal jerárquico del Ministerio de Educación bonaerense que durante al menos ocho años desvió millones de pesos de fondos públicos, a través de una operatoria que consistía en desviar dinero del Estado destinado a la carga de combustibles en autos oficiales.