Plan. Soler junto a los concejales participaron días atrás en una presentación del proyecto con los representantes de Belenus en Buenos Aires.

 

Si todo sale como lo tiene planificado el intendente de Ullum, Leopoldo Soler, los vecinos del departamento que consuman hasta 1.000 kW/h por bimestre tendrán bonificado el consumo de la luz, mientras que la energía de los edificios públicos, del alumbrado de las calles y de las plazas no le costará un peso a la comuna. Es porque con un aporte de 10 millones de dólares que hará un grupo inversor proyectan construir una nueva planta fotovoltaica en el departamento. En este negocio, el municipio cederá un terreno de 12 hectáreas en un lugar a definir y le deducirá la tasas y los empresarios podrán comercializar el excedente de la energía en el mercado nacional. No es el primer centro de generación de energía con el sol que hay en el departamento (ver aparte).

La consultora que está llevando adelante la iniciativa es Belenus, un grupo que ha participado en el desarrollo de proyectos de energía solar, térmica, plantas desalinizadoras, hoteles y desarrollos mineros en Argentina y en el extranjero. El gerente del proyecto es Juan Carlos Benazzo.

"Creemos que este negocio le puede servir al municipio y también a los vecinos", dijo Soler. La semana pasada tuvieron una presentación en Buenos Aires con los representantes de Belenus, en la que el jefe comunal estuvo acompañado por los concejales Graciela Gil, Alfredo Carrizo, Carina Peralta y Dante Noriega. La única que estuvo ausente fue Daniela Salinas. "Quizás no le interese el plan", dijo el jefe comunal.

Para llevar adelante el plan la comuna y Belenus trabajan en el armado de un fideicomiso, un contrato en el que el municipio pone el terreno para que los inversores construyan la planta solar con el aporte del capital.

De acuerdo al proyecto técnico con el que cuenta el municipio, la planta producirá 5 MW/h de energía, de los cuales 0,4 MW/h serán para uso de la municipalidad para alumbrar sus edificios, calles y plazas y para los consumos de los vecinos. La concesión de la explotación es por 20 años y se estima que el recupero de la inversión se hará entre los 10 a 12 años. Se calcula que una vez que esté en funcionamiento la nueva planta solar producirá entre 30 a 40 puestos de trabajo en forma permanente.

Una vez aprobado el proyecto de prefactibilidad, la idea es que la construcción de la planta demande unos 9 meses por lo que hay apuro en el municipio de avanzar rápido con el plan. Soler dijo que incluso el Gobierno provincial le ha ofrecido un terreno si el municipio no tiene uno disponible.

 

 

>>  El

negocio

 

Fideicomiso

Como se trata de un fideicomiso, una vez finalizada la concesión de la explotación de la planta fotovoltaica, todo el parque de generación de energía solar pasará a manos de la municipalidad. Mientras tanto, el negocio de la generación y venta de la energía será para los inversores.

 

 

>>  El

primer parque   

 

En Ullum ya funciona el primer parque solar de la provincia. Se trata de la Planta Solar San Juan I, que inicialmente contaba con 4.900 paneles solares, pero que el año pasado fue ampliada con el agregado de 1.600 paneles más. Abarca 7 hectáreas en total y está ubicada sobre la Ruta Provincial Nro. 54.

La planta cuenta con una estación meteorológica capaz de registrar velocidad y dirección de viento a tres alturas, radiación solar mediante piranómetros y celdas de referencia, temperatura, humedad y precipitaciones. El 70% de los paneles están instalados sobre estructuras fijas con ajuste estacional. La central es operada y mantenida por EPSE.

Cabe señalar que en el marco del programa nacional Renovar Ronda 1.5 se construirán otros dos parques, uno también en Ullum y el otro en Iglesia.