Los soja bajó con fuerza este viernes en el mercado de Chicago y cerró debajo de los u$s 300 por primera vez en casi una década, tras un informe del Gobierno de EEUU que reforzó temores a que la disputa comercial con China disminuirá las exportaciones y provocará un incremento de los inventarios.

 

La oleaginosa cedió un 1,9% a u$s 299,10, su menor valor desde diciembre de 2008.

 

El maíz acompañó la caída de la soja y perdió también un 1,9% a u$s130,02, presionado además por los pronósticos de un clima favorable en gran parte de la región agrícola del centro de Estados Unidos. El trigo, en cambio, bajó solo un 0,2% a u$s 176,92 ya que la caída en la producción del cereal en la Unión Europea y en la región del Mar Negro avivó las preocupaciones sobre el nivel de los inventarios globales.


La tensión comercial entre Estados Unidos y China siguió pesando sobre la soja un día después de que el Departamento de Agricultura recortó sus estimaciones de exportación para la temporada 2018-19 en 250 millones de bushels, y proyectó que los inventarios finales serán los mayores desde que hay registro.
 

China elevó los aranceles a la soja estadounidense hace una semana en represalia por los aranceles que Estados Unidos impuso a productos chinos. Los movimientos en China hacia otros proveedores de soja, junto a una mayor producción de la oleaginosa en Brasil, podrían limitar la demanda a largo plazo de soja estadounidense del mayor comprador mundial.


La soja para agosto marcó una caída del 6,7% en la semana y el sexto retroceso semanal en siete semanas. El maíz para septiembre perdió un 5,3% en la semana, mientras que el trigo para septiembre bajó en los últimos cinco días un 3,5%.