Unidad. La bolsa de cemento de 50 kilos cuesta por estos días 195 pesos y es uno de los insumos básicos en la actividad de la construcción.

 

En medio de la crisis y de la constante suba de las tarifas, unos de los rubros que más aumentó en los primeros siete meses del año es el que corresponde a los materiales para la construcción, que registraron un incremento del 43% en promedio. La cifra es más del doble de la inflación calculada para el período que, según los entendidos, rondará el 19%. El insumo que más creció fue la varilla de hierro, de 12 metros, que trepó de 115 pesos a comienzos del año a 182 pesos en la actualidad, que representa una variación del 58,3%.

Los datos son producto de un sondeo entre comercios y corralones dedicados a la actividad, un sector en el que se habla de que no hay faltantes de ningún producto, pero sí una baja en las ventas porque en el ámbito privado, la gente opta por postergar la decisión de, por ejemplo, llevar adelante una ampliación de la casa por la incertidumbre económica.

Entre los factores que inciden en este panorama se menciona a la fuerte escalada del dólar que, desde de abril a esta parte, trepó alrededor del 46%, al pasar de 20,50 pesos ese mes a llegar casi a los 30 pesos por estos días. Otro ítem que ha incidido es el de los fletes, por el incremento de los combustibles que, en lo que va del año, aumentaron un 27% en promedio. Y también se menciona la especulación, es decir que algunos suben los precios "por las dudas", y así se va contagiando al resto.

Haciendo un análisis de cada rubro en particular (ver infografía), está el caso de la arena, que se encareció un 48% al pasar el m3 de 1.250 pesos en enero a 1.850 pesos en la actualidad.

La grifería trepó un 42,1%, cifra que surge de considerar un juego para la ducha, que pasó de 1.890 pesos a 2.686 pesos.

La bolsa de cemento de 50 kilos, un insumo básico en la construcción, pasó de 139 pesos en el arranque del 2018 a 195 pesos en la actualidad, una variación del orden del 40,29%.

El ladrillón aumentó un 40%, al pasar de 5 a 7 pesos en la actualidad. Se trata de un valor promedio, dicen en el sector.

Para el caso de las pinturas, que tiene componentes importados, se tuvo en cuenta el balde de 20 litros de látex, que pasó de unos 1.000 pesos a 1.312 en la actualidad, con una variación del 31,2%.

En la actividad de venta de insumos para la construcción sostienen que hay algunos artículos dolarizados, como el caso del hierro, que también tiene un fuerte componente del costo de la energía.

También hay que señalar que, según los analistas, hay una gran cantidad de personas que hasta la devaluación planeaba tomar un crédito hipotecario, y ahora no pueda hacerlo. De hecho, el otorgamiento de esas líneas indexadas cayó a la mitad en los últimos meses, según diera a conocer iProfesional. Y es muy posible que continúe desplomándose mientras los salarios sigan perdiendo terreno frente a los valores dolarizados de la construcción. Lo que vaya a ocurrir con el rubro del ladrillo es clave para el resto de la economía.

 

Un índice para tener en cuenta


Construir un metro cuadrado en San Juan cuesta 29,7% más que hace un año: pasó de los $18.631,65 en julio del 2017 a los $24.172,81 del mes pasado, de acuerdo a los datos relevados por el Centro de Investigación para la Racionalización de la Construcción Tradicional (Circot), organismo de la Facultad de Ingeniería. Se trata de la suba más alta desde el 2016, cuando el indicador trepó un 33% respecto a julio de 2015. El año pasado el aumento interanual respecto al 2016 había sido del 21%. El incremento se debe al impacto de la devaluación sobre los materiales de construcción y en la mano de obra de los últimos 12 meses.

 

Opinión de Enrique Velasco: Cámara Construcción 

>

"La actividad está en baja"

 

Enrique Velasco: Cámara de Construcción

 

"La construcción es una actividad en la que tiene gran incidencia la obra privada, que por estos tiempos está en baja. La gente no se anima a meterse en un crédito porque está atemorizada y por eso no se está construyendo. Los aumentos de los insumos se deben a factores vinculados al dólar, al incremento de los fletes y la escalada inflacionaria. En algunos materiales está más justificado que en otros, pero se produce un efecto de arrastre. Si tuviéramos que hacer una estimación, yo diría que hay una reducción de la actividad del 30%".