Cobertura. Los seguros de caución no cubren daños al inmueble ni el pago de impuestos o expensas que haya dejado de afrontar el locatario.

 

 

Una de las consecuencias que ha traído al mercado inmobiliario local la crisis económica ha sido el avance de los llamados seguros de alquiler, que son los que se contratan para reemplazar a las garantías propietarias, cada vez más difíciles de conseguir a la hora de apuntarle a una casa o a un local comercial. Como cada vez son menos los que quieren exponerse a perder un bien o a que les embarguen una parte del sueldo, sobre todo tras la devaluación de mayo último, constituyen una opción que brinda solución al problema.

Cuando alguien quiere alquilar una casa o un salón comercial, se exigen a veces hasta dos garantes que cobren un sueldo o que posean un bien, que puede ser una casa, para responder en caso de que el inquilino no pague. En ese caso, con la contratación de un solo seguro de caución se reemplazan a las garantías. Por un monto equivalente a un mes de alquiler, se hace un contrato que da cobertura, por ejemplo, hasta por 24 meses de una casa o un local comercial, según explicó Enrique Barriga, de Triunfo Seguros. En el caso de que el inquilino no pague, el que responderá será el seguro por el monto que está impago.

Josefina Pantano, del Colegio de Corredores Inmobiliarios, dijo que cada vez hay más consultas por este tipo de coberturas y que están colaborando a que la cantidad de operaciones no decaigan.

María Luz Gómez, gerente comercial del Instituto Asegurador Mercantil, dijo que en julio último se produjo una explosión de consultas por el sistema de garantías de alquiler. "Operan en todo el mundo como dinamizadores del mercado de renta. Al facilitar el cierre de operaciones, constituyen un excelente instrumento para las inmobiliarias", explicó.

 


 

>>Movimiento

 

A pesar de los vaivenes económicos, Josefina Pantano, titular del Colegio de Corredores Inmobiliarios, dijo que el mercado de los alquileres se ha mantenido tonificado y que se siguen efectuando operaciones a buen ritmo.

En los primeros 6 meses del año, los contratos se ajustaron un 12% en promedio, mientras que los nuevos alquileres se están renegociando por estos días con un ajuste que ronda entre el 13 al 15%. "El sector de los alquileres se viene manteniendo y los que no pueden afrontar el pago se traspasan a una unidad de menor valor", dijo la dirigente.

En este panorama sostuvo que el sector que viene más castigado y con menos operaciones es de la compra-venta de casas. "Hay un problema de costos" y mencionó en particular los créditos UVA.