La Unión del Comercio, la Industria y la Producción (UCIP) de Mar del Plata informó una caída de 8% en las ventas de febrero pasado y reveló que siete de cada 10 comerciantes aseguran que el verano 2017 fue una temporada para el olvido. 

 

"Si bien las ventas en el fin de semana de los Carnavales, para los comercios vinculados a la actividad y centros comerciales turísticos, aumentaron en 7%, la variación positiva en estos días no alcanzó a compensar la caída de ventas a lo largo del mes, cuya cifra definitiva fue negativa", enfatizaron desde la entidad que preside Raúl Lamacchia.

 

"En relación a los picos de venta, si bien éstos se dan de jueves a domingo, este año se midió una merma más pronunciada de lunes a miércoles, en comparación a temporadas anteriores", agregó el reporte.

 

UCIP integra la Confederación Argentina de la Mediana Empresas (CAME), la Unión Industrial Argentina (UIA), la Federación Económica de la Provincia de Buenos Aires (FEBA) y de Industriales de la Provincia de Buenos Aires (ADIBA).

 

Según los datos elaborados por el Departamento de Estudios Sociales y Económicos de la UCIP, los comerciantes marplatenses no sólo lamentaron una disminución del 8% en sus ventas, frente al mismo mes del año anterior. Otro de los puntos analizados fue el "ánimo de compra" del consumidor. 

 

"El 60% de los entrevistados manifestó observar en los clientes un menor ánimo de compra en comparación a la temporada pasada, el 30% percibió la misma tendencia que el año anterior y solo un 10% palpó mayor ánimo", destacó el informe mensual. 

 

Por otra parte, la mayoría de los consultados (74%) calificó a la temporada 2017 como pésima. Las estadísticas de la UCIP reflejan que para para el 14% fue "mala", para 16% "muy mala" y para el 44% "regular". El 20% respondió que las ventas durante diciembre, enero y febrero fueron "buenas", apenas 4% "muy buenas" y sólo 2% dijeron "excelentes".

 

Al ser interrogados por las posibles causas de la baja en el consumo veraniego, los empresarios apuntaron contra las políticas económicas del Gobierno nacional, en particular, con la aplicación en medio de la temporada del plan "Precios Transparentes". 

 

"La Secretaría de Comercio se ha generado confusión en los comerciantes sobre su implementación y en los consumidores sobre la interpretación de las tasas, creando un conflicto en el mostrador de los comercios, tras no haberse brindando la información correcta respecto a los Costos Financieros Totales", afirmaron los comerciantes. 

 

"Su rápida implementación acompañada de una confusa comunicación, causó tensión entre el comercio y el consumidor quien se retroalimentaba por medios de comunicación y cierto desconcierto, quien tras muchos años de un hábito de compra adquirido, enfrió su intención de compra en aquellos productos que no son de primera necesidad y que por su valor generalmente se financiaban en cuotas", completaron.

 

Al mismo tiempo, desde la UCIP denunciaron que esta iniciativa "generó en marcas internacionales reconocidas un encarecimiento del producto vía cuotas, por presunción", cuando en realidad "deben respetar precios de lista", lo que atentó contra los productos de fabricación nacional.

 

Fuente: Ámbito.com