El Servicio Nacional de Sanidad y Calidad Agroalimentaria (SENASA) concentrará un presupuesto de 1.800 millones de pesos en la erradicación de cuatro plagas, tales como la Lobesia o ’polilla de la uva’, la carpocapsa o ’gusano de la manzana’, la ’mosca de la fruta’ y la temible HLB que afecta a los limoneros.  

Así lo indicó a DyN el titular del organismo fitosanitario, Jorge Dillon, quien consignó que la erradicación definitiva de estas plagas demandará ‘años de trabajo, pero si somos consecuentes, año a año se mejorará la productividad de los cultivos y también mejorará la renta‘.   ‘De ello dependen miles y miles de puestos de trabajo en el Interior y economías regionales enteras del Noreste y también del Noroeste argentino‘, explicó.  

Para el caso de la Lobesia botrana, también conocida como polilla de la vid, Dillon que durante el 2017 se destinarían desde la Nación casi 300 millones de pesos para ‘distintas estrategias‘, como son ‘la compra de insecticida y feromonas, las cuales no hay toda la que necesitamos producida en el mundo‘.  

Con un presupuesto anual que ronda los 1.800 millones de pesos, el SENASA dispondrá estos fondos para acciones fitosanitarias contra plagas como la carpocapsa en Río Negro y Neuquén, la mosca de los frutos y la HLB, que infecta a los limoneros. ‘Para atacar la Lobesia, en Mendoza y San Juan, hay que trabajar varios años y de forma consciente. Hay que hacer un trabajo bien hecho, y allí los gobiernos provinciales y también la Nación harán su esfuerzo‘, dijo y consignó que así ‘año a año se mejorará la productividad y la rentabilidad‘.  

Consultado sobre la situación que ofrece el HLB o enfermedad del Dragón Amarillo, con bacterias que ataca a los limoneros, Dillon aseguró que ‘en Tucumán, por ahora no hay problemas, aunque los tenemos concretamente en Misiones, en Eldorado, y en el límite con Corrientes: allí estamos preocupados‘.   ‘La enfermedad -dijo- avanza sin que nos demos cuenta. La plaga tarda dos años en manifestarse como enfermedad luego de ser infectada la planta (con una bacteria que es transportada por insectos): esto es todo un problema ya que el productor cree tener la planta bien cuando en realidad está infectada‘.  

Con el HLB, explicó el titular del SENASA, ‘tenemos que hacer un trabajo muy conciente, ya que por la forma que tiene de comportarse la plata, esta gana terreno, y cuanto antes se erradiquen las plantas en problemas, se disminuye el impacto y la manera en que se establece en el país‘.   ‘Tenemos que tomarla como una hipótesis cierta‘, expresó Dillon respecto de la presencia y acciones sanitarias que deben realizarse para erradicar el HLB que afecta a los limoneros.