Apuesta. Vicunha Argentina en Pocito (foto), ya avanza en la base de lo que será la nueva nave de teñido denim. Los productos diferenciados tienen que ver con el actual perfil industrial de San Juan. 

 

"El nuevo industrial tiene una mirada más abarcativa del mercado, de hacer de la crisis una oportunidad y de ser más adaptables a la hora de encarar negocios", dijo Sandra Barceló, secretaria de Industria y Comercio de la provincia. En cierto modo la funcionaria definió el actual perfil industrial de San Juan que con una nueva mirada al mercado, tracciona traducido en franquicias, modernización tecnológica, ampliaciones y nuevos productos, de la mano de herramientas financieras dispuestas por el Gobierno provincial que permitieron y buscan concretar inversiones. En este contexto se celebra hoy el Día de la Industria Sanjuanina.


"No se trata solamente de adoptar ciertas políticas o de poner a disposición ciertas herramientas, eso es lo que ha cambiado en nuestros industriales y tiene que ver con su aprovechamiento en un nuevo modo de instalarse en el mercado. Un ejemplo claro es el de Portho Gelatto, que apostó a las franquicias y que ahora incluso ya piensa en franquiciar su marca en la provincia de Neuquén, algo impensado hasta hace un tiempo por el fundador de la heladería, ahora a cargo de sus hijos, que no llegó a imaginar que su marca, sus helados, pudieran ser administrados por un tercero", agregó Barceló.


La diversificación con nuevos productos encarnan otro de los aspectos de incidencia al momento de repensar el mercado y encarar negocios en el mundo industrial. Según la funcionaria tiene que ver con la busca de nuevos segmentos o la especialización de un nicho en particular. Vicunha Argentina es un caso concreto.


La firma de producción de tejidos asentada en Pocito espera en noviembre la llegada desde Italia de una máquina de teñir denim de última generación que permitirá lograr todo tipo de efectos en la tela (desgastados, localizados, láser) y estar a la tendencia de lo que impone la moda del jeans. "Está vinculado al concepto de hacer una fábrica competitiva en la Argentina, que significa hacer un producto diferenciado, que vaya a segmentos de mejor calidad y no a la pelea por un mercado más básico", explicó Pablo Jedwabny, presidente de la empresa en Argentina y el director de operaciones. La empresa invertirá cerca de 200 millones de pesos (13 millones de dólares) entre fondos propios y el 60% de préstamos de distintas líneas de crédito tanto del Gobierno de San Juan, el Banco de San Juan y del BICE, para su ampliación de la fábrica en San Juan ya en marcha. Esto es la nueva línea de teñido para tejido denim y la ampliación del área de tejeduría, que permitirá una producción adicional del 30% de lo que se está produciendo actualmente. "Esto significa que llegaríamos hasta el 1.300.000 metros de tejido mensual y se sumaría a 100 personas en forma adicional, nuestra meta es que en febrero del año próximo ya esté todo montado y funcionando", dijo Jedwabny.


Respecto a las herramientas financieras facilitadas por el gobierno provincial para propiciar la estimulación y el desarrollo industrial, entre 2016 - 2017 se beneficiaron a 355 industrias con proyectos a financiar por una cifra cercana a los $ 502.697.000,40 y que fundamentalmente tienen que ver con bienes de capital e infraestructura. Se trata de líneas como los créditos del CFI, del BID a través de la Agencia San Juan Desarrollo de Inversiones, PROME, Crédito de Capital de Trabajo, Pequeño Empresario Industrial, Línea Global de Inversión y Reconocimiento al Empleo Industrial, según datos de la Secretaría de Industria. Dentro de las empresas beneficiadas, las hay del sector agroalimenticio, textiles, plásticos, sector químico, servicios agroindustriales e industriales, sector minero y metalúrgico. "Hablar de créditos es hablar de inversión, hace unos meses el Gobierno de la Provincia colocó cerca de 800 millones de pesos en la Línea Global del Banco San Juan que una parte va para los taxistas y otra para inversión en el sector productivo, sólo los pedidos de esta línea, no quiere decir que sean sujeto de crédito, han superado ampliamente esta cifra", sumó Barceló.


En este sentido vale destacar que muchos de los créditos que se han motorizado desde la provincia, hacen hincapié en el subsidio de tasas para bienes de capital y esto tiene que ver con los datos del Primer Censo Industrial en 2015, que arrojó que la antigüedad de la maquinaria comprometía la competitividad del sector industrial. 

 

Acciones. El subsidio por transporte fue una de las acciones que se implementaron a nivel local para que productos sanjuaninos no pierdan competitividad y lleguen a todo el país.

 

El marco macroeconómico

A partir de diciembre de 2015 con el cambio de gobierno nacional comienza la implementación de políticas económicas respecto al comercio exterior, a las tarifas, al tipo de cambio, entre otras que generaron un cambio en la actividad económica del país.


Las consecuencias coyunturales de estas medidas se traducen en un incremento sostenido de los precios con un consecuente incremento de los servicios (electricidad, gas, combustible, telefonía, peaje) que generaron una retracción en el consumo de otros bienes, como calzados y textiles. Por otra parte, la entrada de bienes importados con valores inferiores a los nacionales afectó la demanda de productos.


De igual manera desde el lado de la oferta: El incremento de los costos por el ajuste de las tarifas de servicios que incrementó el precios de los insumos, la caída del consumo y la competencia de los productos importados, dieron lugar a un efecto tenaza en el sector industrial que no pudo trasladar el impacto de los aumentos de costos sin tener que resignar mercado o directamente quedar excluido del mismo. En cuanto al comercio exterior y según datos de la Secretaría de Industria local, al mes de julio de 2017 el déficit comercial de Argentina ascendía a $3.428 millones. Esto indica que se compra al resto del mundo (incremento del 15,4% con respecto al 2016), más de los que se está vendiendo (incremento del 1,4% con respecto al 2016).


San Juan no fue ajena a este escenario, menos aún para una provincia que según el Primer Censo Industrial de San Juan, vende el 79% de su producción al mercado nacional y el resto al exterior. Esta coyuntura se profundiza por la distancia de la provincia a los grandes mercados nacionales, que pierde competitividad con respecto a otras más cercanas en cuanto a los costos de logística. En este sentido resultaron necesarios por parte del gobierno local, la disposición de subsidios que pudieran mitigar las diferencias y fortalecer el entramado productivo de la industria local, como el caso del subsidio por empleados o el subsidio al transporte. "Son medidas que nos demuestran que vamos por el camino correcto, protegiendo nuestra industria y promoviendo la presencia de San Juan en el país como lo que se logró con el subsidio al transporte que permitió que hoy vayas a Formosa y encuentres en góndola un vino local o que en Tierra del Fuego esté disponible el aceite de oliva sanjuanino", dijo Barceló. El subsidio por empleados por su parte, integra el Programa de Reconocimiento Industrial, que tiene por condición para recibir el subsidio por empleado, no disminuir la nómina de personal. De esta manera se han llegado a proteger más de 4.000 puestos de trabajo locales.


Vinculado a la comercialización, se realizan periódicamente rondas de negocios y recientemente la provincia fue sede de la Ronda Nacional de Supermercadistas, generando un ámbito propicio para la incursión de productos locales en nuevos mercados. Asimismo se continua identificando en las góndolas de los supermercados provinciales, todos aquellos productos de origen sanjuanino para que el consumidor sepa que al comprarlos, apoya a la industria local.