La demanda de electricidad por parte de la industria viene en caída en once de los últimos catorce meses con una baja del 4,94% en enero y desplomes de hasta el 95% en algunas plantas de grandes compañías, según indicó Cammesa.



La recesión generó que algunas empresas industriales cancelaran turnos de producción, eliminaran productos sin margen de rentabilidad o directamente suspendieran líneas de fabricación ante la falta de demanda por la retracción del consumo.



El fuerte aumento de las tarifas eléctricas, con picos de 1.000 por ciento para los últimos catorce meses, también hizo que haya industrias con máquinas fuera de servicio y comercios a oscuras en las principales avenidas de las grandes ciudades del país.

 


Como consecuencia, según el informe, la compra industrial de electricidad cayó con fuerza durante todo el 2016, con un pico del 17% en agosto, y subas sólo en diciembre (1%), noviembre(6%) y mayo (1%), según datos de la Compañía Administradora del Mercado Mayorista Eléctrico (Cammesa).

 

Fuente: NA