La emoción sobredimensionada y toda la expectativa con la que los participantes fueron llegando desde temprano a la Bodega Centenario, en Mendoza -incluso, estaban también los que “madrugaron” a todos y se instalaron en la puerta del establecimiento ayer por la tarde- fue decreciendo en la medida en que pasaban los minutos e iban desfilando los lotes de artículos de la Megasubasta organizada por la Aduana argentina durante el día de hoy.

 

Precios no tan convenientes, algunos productos extravagantes (y que hasta llegaron a despertar carcajadas de los presentes ni bien fueron presentados) y el hecho de que la mayoría de los lotes estuviese en la sede de San Juan -lo que implica sumarle al precio de compra el traslado desde la vecina provincia- fueron algunos de los factores que motivaron que se fuese marcando el desinterés en la medida en que transcurría el martes.

 

Incluso, cerca del mediodía en el salón con capacidad para 500 personas habían algunas sillas vacías, y la cola de personas que aguardaba para ocupar esos lugares a modo de recambio en el exterior de la bodega ocupaba menos de una cuadra (a primera hora de hoy eran casi 400 metros).

 

Sin embargo, no todo fue decepción. También estuvieron aquellos que cumplieron sus expectativas y se fueron con lo que iban a buscar (e, incluso más). “Compré una bicicleta a 20.000 pesos casi, y en el mercado tradicional sale 30.000. Creo que valió la pena”, sintetizó uno de los jóvenes que salió del remate con una sonrisa de oreja a oreja.

 

Locos por la tecnología

 

Con muchas expectativas estaban también Martín y Luciano, dos amigos de Buenos Aires que se bajaron del avión en Mendoza y enfilaron directamente para la bodega (de hecho, iban con su mini valija a todos lados en el salón guaymallino). “Llegamos a las 8 y el avión de vuelta sale a las 16. Vinimos especialmente para la subasta y vamos a estar todo el tiempo acá, porque estuvimos viendo por internet que hay varias cosas que están en muy buen precio”, destacaron los jóvenes, quienes participaron por primera vez de un encuentro así y fue la tecnología (celulares y consolas de PlayStation, principalmente) lo que los atrajo como un imán.

 

Precisamente los teléfonos celulares fueron la vedette de la jornada, y los artículos más demandados por los participantes. Sobre todo los iPhone (Apple). Cada vez que salía a la venta uno con precios base fijados en 5.000 pesos -o valores aproximados- un tsunami de paletas con número se alzaba desde las sillas, todos buscando llevárselo a ese precio inédito. No obstante, esta misma situación era la que motivaba que en cuestión de segundos los valores estuviesen cercano a los 11.000 o 16.000 pesos, y el “frenesí paletero” se calmara repentinamente. Porque a esos valores había que agregarles el pago del sellado y el ya mencionado traslado desde San Juan. 

 

 

Cómo sigue

 

 

Desde esta mañana y hasta que cierre la jornada de hoy se encuentran a la venta casi 200 lotes con productos que han sido confiscados por la Aduana en el momento en que sus compradores originarios pretendían ingresarlos al país sin cumplir con las normativas vigentes -ya sea de contrabando o no haber querido pagar el canon cuando se superan los 150 dólares por pasajero-. El gerente de ventas y subastas del Banco Ciudad -entidad que coordina la subasta junto a la Aduana- Carlos Lezia destacó que entre hoy, mañana y el jueves se subastarán casi 800 lotes y que el valor base de la totalidad de los productos es cercano a los 9 millones de pesos. “La expectativa lógica sería recaudar al menos 50% más de ese valor”, indicó Lezia, quien explicó que los compradores pueden pagar con tarjeta de crédito.

 

Los productos ya habían sido expuestos al público la semana pasada, por lo que ahora regresaron a los depósitos de la aduana y no se encuentran en la bodega (la presentación al público se hace en fotos, por medio de una pantalla gigante). 

 

Aquellas personas que adquieran un producto deberán retirarlo del depósito donde se encuentre (Mendoza, San Rafael, San Juan, Córdoba o San Luis) y deben abonar apenas concretada la venta un adelanto de 30% del valor total. Luego de ello cuentan con una semana para completar el pago total y ya con el título de compra podrán retirarlo desde su depósito en el transcurso de 10 días hábiles siguientes.

 

Para mañana se espera una mayor afluencia de gente -teniendo en cuenta que la mayoría de los productos que se subastarán están en el depósito mendocino-, y saldrán a la venta más de 300 lotes. En tanto, el jueves será el turno de 140 lotes, entre los que se encuentran aquellos más orientados a comerciantes (por la cantidad de artículos que los integran y los precios) y un Volkswagen Fox modelo 2014 con 33.000 kilómetros, cuyo precio de base está fijado en 50.000 pesos.   

 

Fuente: Los Andes