La vendimia, que este año viene adelantada 15 días por el calor y que se superpondrá con la recolección olivícola, fue motivo de un encuentro la noche del viernes pasado entre referentes de cámaras agrícolas locales, preocupados por la falta de cosechadores para las uvas y las aceitunas.

La causa principal, según los productores, es el temor de los obreros temporarios de perder la Asignación Universal por Hijo (AUH) y demás subsidios o programas sociales que el Gobierno otorga a los desocupados.

Convocados por la Federación de Viñateros se reunieron en su sede representantes de las cámaras Olivícola, Vitivinícola, de Productores y Exportadores de Frutas y Hortalizas, y la de Producción, Empaque y Comercio Frutihortícola para analizar la normativa legal para temporarios, la falta de corresponsabilidad gremial para la cosecha de uva y la necesidad de encarar una campaña para que se comunique que no se perderán los planes sociales al registrarse como trabajador temporario.

Sólo para la cosecha gruesa de uva que arrancará en febrero se calcula que se precisarán este año unos 7.500 cosechadores, según la Federación de Viñateros.

"Si bien se ha incrementado la cosecha mecanizada y la asistida, la mayor parte de la cosecha de uvas y aceitunas se caracteriza por ser manual y este año volverá a ser un dolor de cabeza por la escasez de obreros", dijo Eduardo Garcés, titular de esa entidad.

Las cámaras coincidieron en que la raíz del problema es la desinformación al respecto, que alimenta el temor y el rechazo de los cosechadores a registrarse en blanco. Prefieren no entregar sus documentos para convertirse en trabajadores en regla, para asegurarse la percepción de beneficios sociales.

"Creo que el gobierno debe salir a decir que no van a perder los planes", dijo Ángel Leotta, desde el trasladista. En ese sentido, desde Anses se recordó que en 2017 los temporarios cobrarán la asignación familiar durante todo el año (ver aparte) y también recuperarán sus beneficios sociales.

Se analizó además la prohibición de trabajo infantil y de los mayores de 16 años que pueden cosechar con autorización de los padres, y la imposibilidad por parte de productores de instalar guarderías infantiles -salones de 5x5 atendidos por maestras jardineras- en fincas alejadas de las centros municipales, lo que resta posibilidad de contratar a mamás cosechadoras.

También se han intensificado los controles de indocumentados, con fuertes multas para el productor, lo que frenó también el impulso de las cuadrillas de mano de obra golondrina que año a año peregrinaban desde Bolivia.

 

Salario familiar por todo el año

Rodolfo Colombo
Udai Anses San Juan


Lo que se ha hecho a partir de este año es darle al trabajador temporario la asignación familiar no sólo durante la temporada de cosecha, sino todo el año. Entonces el cosechador, aunque trabaje sólo dos meses en blanco, recibirá el beneficio del salario familiar por su hijos durante todo el 2017.

Respecto a los planes sociales, hay algunos que son compatibles y otros que no, pero la asignación familiar es mucho mejor que ese plan que antes podría llegar a tener. Por supuesto que mientras estén recibiendo las remuneraciones por parte de sus empleadores, al plan se le dará de baja, pero fuera de temporada se recuperan los planes y continúan con el beneficio de la asignación familiar.