Para el próximo lunes 28 estaba prevista la asamblea de la Federación Económica (FE) para renovación de autoridades, pero en el camino hubo problemas y el llamado se cayó. Una de las razones fue que de 21 cámaras que iban a participar, 15 tienen problemas legales y sólo 6 iban a estar en condiciones de votar. Además, desde la Inspección General de Personas Jurídicas objetaron que la convocatoria no se hizo a tiempo. En la práctica significará que el actual presidente, Dino Minnozzi, que tiene mandato prorrogado por la pandemia, podrá continuar al menos hasta principios del año próximo.

La Federación Económica es una institución de segundo grado que nuclea a cámaras empresarias y forma parte de la Confederación Argentina de la Mediana Empresa (CAME). Incluso recibe fondos de la institución nacional para su funcionamiento, además del aporte de sus asociados. Y es un importante espacio de poder en el ámbito empresario. Y como tal es apetecida para conducirla.

Minnozzi está cumpliendo su primer mandato, prorrogado por la pandemia. Podría ser reelegido.

Minnozzi, que representa al sector de Industria, ya había anunciado sus intenciones de continuar, aunque había recibido cuestionamientos porque, según los estatutos, ahora le correspondería al sector Comercio conducir la entidad. Pero cuando todo se encaminaba a realizar una asamblea para renovar autoridades, el llamado se cayó.

Uno de los problemas fue que para que las cámaras asociadas puedan votar deben cumplir una serie de requisitos, como tener los balances al día y sus autoridades con mandato vigente o prorrogado. Pero hay 16 entidades con problemas y sólo 5 podrían designar a la nueva conducción de la FE.

Además, el llamado a asamblea debía hacerse con al menos 8 días de antelación para que Personas Jurídicas autorice a que tenga lugar y el plazo no se cumplió.

En este panorama, anoche tuvo lugar una reunión de las cámaras de la FE para decidir una nueva fecha para la asamblea. Pero los tiempos no dan para que las organizaciones normalicen su situación este año, con lo cual el llamado quedará para el 2023.

Minnozzi, que viene de la Cámara de la Construcción e Inmobiliaria, está transitando su primer mandato de dos años, y que fue prorrogado por la pandemia. Y por los estatutos de la organización no tiene impedimento legal para ser reelegido por una sola vez. Lo que pasa es que había un acuerdo para que cada sector, Industria, Comercio, Servicios y Producción, tuviera la presidencia por un período. Y ahora el lugar le correspondería a Comercio. El problema es que en esta área no hay unidad como para impulsar un candidato y el temor es que las diferencias terminen afectado la gestión de la federación. Están el Centro Comercial que conduce Laura Zini, la Cámara de Comercio de Leonardo Borgogno y Comerciantes Unidos, que conduce Ariel Quiroga. Pero, según las fuentes consultadas, no tienen un candidato común para impulsar. De este panorama podría surgir el apoyo a la continuidad de Minnozzi.

El dirigente hizo méritos al frente de la FE. Es que sucedió a Francisco Meló, quien había recibido muchas críticas por la poca actividad que había desarrollado desde la entidad. En cambio, con Minnozzi le devolvió el peso que supo tener. Al punto que ahora suma 21 entidades asociadas, cuando arrancó con apenas 6. En el encuentro de anoche se negociaba el futuro de la organización.

Participantes

21 Son las cámaras que forman parte de la FE en la actualidad. Pero sólo 6 tienen los papeles al día para poder votar a la nueva conducción de la organización empresaria.

El control

La Inspección General de Personas Jurídicas, que conduce Juan Pablo Dara, es la entidad oficial encargada del control de la legalidad del funcionamiento de las sociedades y organizaciones en la provincia. Por ejemplo, los llamados a asamblea de cualquier institución,
para que tengan validez, deben ser autorizados por la inspección. Uno de los requisitos es formalizar la presentación 8 días antes de la asamblea, que en este caso no se cumplió.

Las claves de la organización

La FE fue creada el 12 de junio de 1914 como Liga de Defensa Comercial. El 12 de julio de 1934 cambió su denominación por Centro Comercial e Industrial. Desde entonces, siguió desarrollándose hasta incorporar instituciones de todos los sectores de la economía. Por esa razón, el 9 de mayo de 1953 se constituyó como Federación Económica.

Las autoridades se renuevan cada dos años y son elegidas en asamblea general ordinaria, conformada por representantes designados por las cámaras asociadas.

En la estructura de la organización hay un presidente, que es Minnozzi, y después hay 4 vicepresidencias, que representan a cada uno de los sectores. Juan Janavel (Cámara Minera) representa a Producción, Osvaldo Sánchez (Cámara Vitivinícola) está por Industria, Carlos E Otto (Asociación Propietarios de Farmacia) representa a Comercio y Analía Salguero (Cámara de Expendedores de Combustible) está por el sector de Servicios.

Según los estatutos de la organización su tarea principal es representar a los empresarios sanjuaninos y generar beneficios para favorecer su desarrollo. Y como tal forma parte de la parte de la Confederación Argentina de la Mediana Empresa (CAME). Incluso Minnozzi ocupa en la actualidad el puesto de secretario de Servicios de la organización nacional. En una de sus actividades más recientes formó parte de la comitiva de empresarios argentinos que estuvo en Brasil con el embajador Daniel Scioli, con la idea de facilitar el acceso de las pequeñas y medianas empresas, entre ellas las de San Juan, al mercado externo.