Las ventas de los supermercados sanjuaninos en los primeros tres meses del año comparadas con el mismo ciclo del año pasado crecieron un 21,3%, una cifra sensiblemente inferior a la inflación acumulada en los últimos 12 meses en San Juan en el mismo período, que fue del 27,2, según la medición de una consultora privada. Además, fuentes del sector sostienen que la cantidad de operaciones vienen flojas y que tras la corrida cambiaria con la trepada del dólar y la fuerte alza de las tasas de interés incluso se han frenado.

En el acumulado de enero a marzo de este año los supermercados locales tuvieron ventas por 1.073.877 pesos a precios corrientes, frente a los 885.576 pesos del mismo período del año pasado, impulsadas principalmente por el repunte en operaciones con artículos electrónicos y para el hogar, seguidas por el rubro de indumentaria, calzado y textiles (ver infografía). El fenómeno se debe a la financiación disponible en las cadenas, que ofrecen hasta 18 cuotas fijas con varias tarjetas de crédito, y a que empezaron a aparecer las ofertas de televisores por el próximo Mundial de Fútbol en Rusia.

No obstante estos números, Alejandro Donna, de la Cámara Sanjuanina de Supermercados y Autoservicios (CASSA), dijo que las ventas, que ya venían flojas, se han frenado tras la corrida cambiaria que provocó la decisión del Gobierno nacional de recurrir al FMI en búsqueda de financiamiento.

 

 

Los datos fueron dados a conocer por el Instituto de Investigaciones Económicas y Estadísticas (IIEE) de la provincia, de acuerdo a una muestra de 6 cadenas que operan en San Juan y que tienen una superficie mayor a los 300 metros cuadrados, exceptuando a los mayoristas. Y son en base a la llamada "Encuesta de supermercados" que el Instituto Nacional de Estadísticas y Censos (INDEC) realiza en forma mensual con el objetivo de cuantificar la evolución del sector a través de una serie de variables que reflejan el movimiento del consumo. En este caso, la variable es el monto de las ventas en pesos desagregadas por rubros.

Así como las operaciones con electrónicos, indumentaria, calzados y textiles son las que más crecieron, en el otro lado de la balanza se encuentran artículos de limpieza y perfumería y alimentos y bebidas. Con estos dos últimos casos, cabe citar que las ventas de artículos de panadería son los que más crecieron en el período medido, a pesar de que ahora, el insumo básico, como son las harinas, han crecido sensiblemente de precio e incluso hay faltas en las góndolas de algunos supermercados, como pudo comprobar este diario en una recorrida.

El fenómeno que se está dando por estos días es que las grandes cadenas de supermercados locales han profundizado las estrategias comerciales que ya vienen utilizando para vender, para contrarrestar las menores ventas y la mayor competencia de mayoristas. Por ejemplo, en este último tiempo y con la vista puesta en el Mundial de Fútbol Rusia 2018, ofrecen 12, 15 y 18 cuotas sin interés con tarjetas de varios bancos, para la compra de televisores, muebles de TV y soportes, entre otros artículos, además de promos para alimentos.

 

Negocios

1,12

Es el porcentaje que representan las ventas de los supermercados locales en marzo, en comparación con las del país.

 

Mensual

15,5

Es el porcentaje que crecieron las ventas en los supermercados en marzo, en comparación con febrero pasado.

 

Comercio local

Las ventas en el comercio sanjuanino volvieron a caer en abril, en este caso un 1,8%, frente a igual mes del año pasado, según lo informado por la Cámara de Comercio. El factor climático, que motivó que la gente no saliera a comprar la ropa de invierno, fue determinante.

 

 

>>  Pre

cios en alza   

 

Como consecuencia directa de la disparada del dólar y de los intentos del Gobierno nacional por frenar la escalada inflacionaria, los efectos ya empezaron a hacerse notar en las góndolas de los supermercados sanjuaninos. Hay remarcación de precios, empezaron a escasear algunos productos y otros directamente están en falta, como las harinas y sus derivados, según reconocieron fuentes del sector.

Otros ejemplos de remarcación de precios son aceite (10%), azúcar (5%), fideos (10%), yerba (10%) leche (8%) y carnes (2%).

Un caso particular es el de la harina, porque la bolsa de 25 kilos en diciembre del año pasado costaba 350 pesos y ahora subió a 600 pesos.

En la práctica la maquinita de la remarcación ya empezó a funcionar mientras desde el Gobierno nacional hacen intentos por frenar la suba de precios, como el plan "Precios Cuidados".