Las bodegas sanjuaninas y los productores de nueces, pistachos, pasas y aceitunas tienen oportunidades de concretar negocios de ventas en Brasil, especialmente si buscan compradores en destinos poco explorados, ciudades no tradicionales de ese vasto territorio. Y pese a que los precios locales pueden parecer poco competitivos en principio, eso no será un freno si el producto tiene calidad, valor agregado y llega sin problemas a destino. Así lo aseguró Gustavo Segré, director de la Casa de San Juan en Brasil, quien estuvo en la provincia la semana pasada en una jornada de trabajo con más de 30 empresarios locales interesados en incrementar o iniciar sus exportaciones a ese país. La sede de negocios local abrió en enero de este año con la premisa de auxiliar a los empresarios de la provincia que deseen exportar a Brasil.


Entre los productos que tienen más chances, mencionó al vino, del cual dijo que dependiendo de la instancia de calidad, ‘’hay gente dispuesta a pagar y es interesante’’. Luego sigue el mix de pistacho, nuez y pasa de uva, que tiene una demanda que crece y paga bien. ‘’Allá es carísimo y permite manejar la competitividad del producto, entendemos que se puede vender más’’, apuntó Segré.

Respecto al oliva, mencionó oportunidades en aceitunas, no así en aceite de oliva que tiene en Brasil un mercado más disputado, con jugadores que pagan para tener un lugar destacado en la góndola de supermercados. En cuanto a los destinos donde buscar compradores, el experto agregó que se están buscando mercados alternativos a los clásicos San Pablo, Minas Gerais y Belho Horizonte. ‘’Desde ese mes viajamos a Goias, en el centro oeste brasileño, que junto con Mato Grosso y Mato Grosso Soul son mercados no tradicionales para el exportador argentino, zonas que demandan mucho y pagan bien porque no hay muchos que vayan’’, explicó. El encargado de negocios local agregó que como el producto sanjuanino y argentino en general no tiene competitividad (por fletes, tipo de cambio, etc.) se van a buscar mercados que paguen mejor y donde hay demanda. 

‘’Quienes nunca exportaron deben tener información, capacitación y actitud, esas tres cosas para llegar con sus productos a Brasil’’.


En los últimos años Argentina perdió mercado en Brasil: en el año 2000 el ingreso de productos argentinos representaba el 12% de todo lo que Brasil importaba al mundo y hoy está por debajo del 6%. ‘’Brasil cada vez importa más, pero le compra a otros, y el gobierno nacional está trabajado lento en esto. Hay burocracia en la frontera, barreras no tarifarias, barreras sanitarias como la de bromuración para la uva en fresco sanjuanina que impactan en el comercio y que claramente se resuelven con negociaciones diplomáticas’’, cuestionó el experto. Frente a ese panorama, señaló que hay que aprovechar la oportunidad de tener una sede de negocios local en Brasil, para lograr que la creciente demanda de ese país vuelva a volcarse a productos locales.
 

Feria en mayo

La sede de negocios local en Brasil en mayo tendrá su primera "prueba de fuego" con una feria de supermercadistas en San Pablo y a la que quieren ir 18 empresas sanjuaninas. Alejandro Moreno, secretario de Política Económica, dijo que se buscará coordinar otras actividades para que las empresas que vayan les "saquen el jugo" a la visita.