Concluida la campaña proselitista de las agrupaciones políticas para las elecciones generales en nuestra provincia, le corresponde hoy a la ciudadanía ser protagonista de una nueva etapa institucional a través de la decisión personal plasmada en las urnas. La convocatoria al sufragio universal busca, una vez más, afianzar el sistema democrático que nos rige mediante reglas básicas de convivencia social, que son siempre perfectibles.


El marco de libertad e igualdad ante la ley, basamento del Estado de derecho, permite el debate pluralista en propuestas a favor del gobierno de las mayorías sin vulnerar el pensamiento y las garantías constitucionales que amparan a las minorías. Es el sentido más estrecho de la democracia moderna como gobierno del pueblo y por ello la trascendencia del voto popular.


Este pensamiento está bien arraigado en el elector sanjuanino, como lo viene demostrando en cada participación y lo confirmó en las elecciones primarias, abiertas, simultáneas y obligatorias (PASO), celebradas el 31 de marzo último, con un total de 557.263 votantes registrados y en un porcentaje del 75,73% , cifras elocuentes de esta responsabilidad cívica.


Los tres frentes y los dos partidos políticos en disputa por la Gobernación de San Juan, diputados provinciales, intendentes y concejales departamentales para el período 2019-2023 que en la fecha se ponen en juego, serán responsables de la alternancia en el poder de cada jurisdicción o cargo público en disputa, para lo cual los mandantes han tenido amplia información acerca de sus propuestas políticas.


Precisamente esta campaña debe destacarse por el marco de normalidad en que se ha desarrollado, de la misma forma en que el pluralismo de ideas fuera expuesto en las últimas primarias, sin denuncias ni enfrentamientos que empañen un proceso que contribuye a asegurar, desde la organización institucional, los derechos civiles, políticos, económicos y culturales de todos los sanjuaninos. También la propaganda partidaria ha respetado los espacios autorizados para fijar consignas, sin pintadas ni pegatinas furtivas o elementos de contaminación visual y auditiva, como pasacalles, o altavoces intempestivos.


Una vez más nuestro sistema institucional ha garantizado la igualdad de oportunidades para que hombres y mujeres participen en la vida política y pública de San Juan. El elector, a su vez, será hoy el verdadero protagonista mediante el derecho del sufragio universal que representa un conjunto de valores para asegurar la libertad, la igualdad, el respeto, la tolerancia, el pluralismo de pensamiento y la participación.