"La imagen no apareció de un momento a otro, como muchos opinaron en las redes. Por lo que es imposible que alguien la haya dibujado. Por el contrario, se fue formando en la pared durante unas 6 horas". Al menos así lo recordó Ana María Suárez, la primera testigo del hecho, que sucedió el domingo pasado en el Hospital Militar de Córdoba.

Ana María tiene a su madre de 84 años internada en el hospital y a punto de ser operada. Mientras limpiaban la habitación, ella aprovechó para salir a tomar aire y, mientras rezaba, descubrió la imagen de la Virgen de Lourdes en la pared del pasillo de la sala de internación, que es donde se encuentran los pacientes más críticos.

El director del hospital dijo que “fue una enorme sorpresa, algo muy motivador”. “Fue un milagro inesperado porque acá hay lugares preparados para que la gente rece por sus seres queridos, y llama poderosamente la atención que haya aparecido el día de los enfermos y de la Virgen”, precisó.

Uno de los médicos del hospital aclaró que el calefactor está apagado hace meses.

Ante la cantidad de gente que empezó a llegar a partir de ese momento, el hospital dispuso que sólo entre las 16.30 y las 18 los familiares de los pacientes del lugar podrán acceder a rezar frente a la imagen.

Mientras tanto, la Iglesia estudia la aparición para determinar cómo se produjo.