Otro caso de violencia racial por parte de la policía vio la luz en Estados Unidos, esta vez mediante una denuncia periodística y un video que se hizo viral.

 

Lawrence Crosby es un joven afroamericano que en 2015 manejaba su auto desde el taller mecánico en el que lo había dejado hasta la universidad. En el camino lo interceptó la policía y le dio una paliza.

 

Con 20 mil reproducciones, el video se hizo público recientemente y fue tomado desde la cámara de uno de los patrulleros. Allí se ve cómo Crosby sale con las manos en alto y no ofrece ninguna resistencia. No obstante, los policías de Evanston, Chicago, se le tiraron encima y lo golpearon.

 

Luego, el joven fue puesto bajo arresto porque la policía creía que el auto era robado. Crosby le contó su historia al Chicago Tribune y así el abuso tomó estado público. Ahora tiene esperanza en que el video le sirva como evidencia en la demanda que inició por el ataque.