Roberto Cabrera tiene 54 años y un pene de casi 50 centímetros. Este mexicano se ha hecho famoso por tener el título del hombre con el pene más grande del mundo y asegura sentirse feliz porque nadie puede igualar sus dimensiones. Cabrera vive en Saltillo, México, y le quitó el récord a Jonah Falcon, quien posee un pene de 24,13 cm en reposo y 34,29 cm en erección.

 

 

“Estoy contento con mi pene. Sé que nadie tiene la medida que yo tengo”, dijo el mexicano a Barcroft TV. “Me gustaría estar en el Libro de los Guinness, pero ellos no reconocen este récord”, explica. Y si bien él está orgulloso, médicos le aconsejaron realizarse una reducción para así poder tener relaciones sexuales e hijos. Pero Roberto ha rechazado rotundamente la posibilidad de reducir su tamaño, y ha asegurado a los medios de comunicación y a la comunidad de médicos que prefiere ser famoso a tener una vida sexual relativamente normal.

 

 

Roberto admitió que su situación se convirtió en una obsesión desde que era un adolescente, cuando estiraba su pene con bandas elásticas. Además, dijo que intentó mantener relaciones sexuales en dos ocasiones cuando vivía en Estados Unidos, pero que en la práctica no pudo, ya que en la primera la mujer salió arrancando y en la segunda, el dolor fue tan insoportable que tuvo que detenerse. A parte de su fallida vida sexual tiene una serie de problemas prácticos: no puede usar pantalones, no puede correr y debe apoyar su pene en una almohada para dormir. Pero este hombre prefiere soportar este tipo de vida, antes de ser una persona común y corriente.  “No me siento triste porque sé que en los EE.UU. hay una gran cantidad de mujeres. Una de ellas será la correcta para mí. Me gustaría ser una estrella porno y creo que me gustaría hacer un montón de dinero por allí”.