Once elefantes asiáticos que habían caído en un gran pozo de lodo fueron rescatados días atrás tras quedar atrapados cuando intentaban tomar agua.

 

Según reveló la organización Wildlife Conservation Society, el hecho ocurrió en el santuario de vida Keo Seima, en la provincia de Mondulkiri en Camboya.

 

“Esta manada la conformaban tres hembras adultas y ocho jóvenes de varias edades, incluyendo un macho casi ya maduro. Son una parte importante de la población criada en el santuario y su pérdida hubiera sido un gran golpe para la conservación”, explicó Tan Setha, técnico en esa zona.

 

Cuando los residentes locales descubrieron a los elefantes en problemas, avisaron al Departamento del Medio Ambiente, que notificó a la WCS para ayudar en el rescate.

 

“Es un gran ejemplo de trabajo conjunto para salvar la vida en medio”, dijo Ross Sinclair, director de la WCS en el país. “A menudo las historias de conservación giran acerca de conflictos y pérdidas, pero esta es de cooperación y éxito", agregó.

 

El Keo Seima es uno de los lugares más importantes para la conservación del elefante asiático en Camboya.

 

Las imágenes del vídeo muestran a los elefantes subiendo por la rampa y caminando libremente después de ser rescatados. Mientras que diez de ellos consiguieron salir del pantano de esa forma, el más pequeño necesitó de la ayuda de sogas para salir del pozo cubierto por barro.

 

Fuente: Telefe