Brenda Mato tiene 26 años y se define como una militante de la autoaceptación. La modelo "plus size" mendocina había cobrado cierta notoriedad en 2015, cuando promovió la campaña para que Facebook anulara "me siento gorda" y "me siento fea" de su lista de estados anímicos. El domingo pasado, Brenda decidió recorrer algunos de los negocios de ropa más conocidos de un shopping de Buenos Aires, pero para su desazón no encontró nada en su talle y volvió a su casa con las manos vacías. Desde entonces, se viralizó una imagen que ella colgó en la red social Instagram, desnuda y sosteniendo un cartel con la leyenda "No tengo qué ponerme".

 

 

Hoy tuve la malísima idea de acercarme al Shopping Alto Avellaneda para intentar aprovechar las rebajas. Digo malísima porque no solo perdí mi tiempo, sino tambien que mi ánimo. Estoy harta, enojada, llena de impotencia y super triste. Hace años vengo tratando de hacer críticas positivas sobre todos los temas a los que critico pero hoy se me hizo imposible. Visité casi todos los locales del shopping. Complot, Ver, Yagmour, Portsaid, Muaa, 47 street, Falabella y seguro alguno mas pero no recuerdo. En ninguno encontre nada de mi talle. Al primero que fui de cabeza fue a Ver, donde suelo comprarme jeans y algunas otras prendas... Solo encontré prendas XS y S. En todo. Les juro no les miento. Y mi nivel de ira rebalso cuando una de las remeras hablaba de "mujeres reales". QUE FRASE DE MIERDA. Me encantaría saber que es lo que considera esta gente real, si no somos todas las mujeres, porque es incomprensible. De ahi me fui a Yagmour, solo me probe algunas cosas y la molderia era terrible. De torso me quedaba divino... Pero los brazos! Matambres. Las sizas eran diminutas, inconcebibles para un talle 50. En Falabella, Muaa y 47 street como entré, salí. Los talles van en negativo mas o menos. Las prendas las tenes que ver con microscopio. Estoy HARTA de no poder elegir que ponerme. Es frustrante. Hace años que me visto con las mismas 4 o 5 marcas y me lleno de amor cada vez que una diseñadora independiente me escribe para contratarme porque le da importancia a todos los cuerpos. Quiero poder elegir. Quiero vestirme como se me antoja y no como puedo. Con 26 años me niego rotundamente a vestirme con una tunica floreada de seda fría. No soy una señora. Quiero ponerme una camisa que no parezca que van a salir volando los botones. Quiero ponerme un pantalon que tenga onda. Quiero remeras con estampados modernos. Quiero un vestido de fiesta bonito. QUIERO ROPA QUE ME AYUDE A LUCIR MIS CURVAS Y NO QUE LAS OCULTE. Hoy no tengo nada que ponerme porque la gran mayoría de diseñadorxs y empresarios no piensan en cuerpos fuera del estandar. ¡LEY DE TALLES NACIONAL YA!

Una foto publicada por Modelo Plus Size. ���� (@brenda.mato) el