Dominique Apollon tiene 45 años, es vicepresidente de investigación en Race Forward, una ONG dedicada a crear conciencia sobre la justicia racial y ha emitido en Twitter un mensaje que se volvió viral con una "curita" como protagonista.

En el citado mensaje aparecen dos fotografías en las que se veía su mano y una banda protectora en uno de sus dedos. La imagen no habría tenido más recorrido si no hubiera sido porque la tirita era de color negro, el mismo color de la piel de Dominique.

Su mensaje dio la vuelta al mundo: “Me ha costado 45 viajes alrededor del sol, pero por primera vez en mi vida sé lo que se siente al tener una tirita con mi propio tono de piel. Apenas se puede ver en la primera imagen. De verdad estoy conteniendo las lágrimas”.

Apollon cuenta en BuzzFeed News que descubrió las curitas por casualidad: “Tuve que cumplir 45 años antes de descubrir un producto diseñado específicamente para alguien que se parece a mí. Como persona de raza negra, no estoy acostumbrado a ver productos adaptados a mí en las tiendas, suele estar dirigido a alguien de raza blanca”.