En la tercera fecha de la primera división del fútbol de Costa Rica se dio una escalofriante lesión. El volante Edgar Chacón sufrió una fractura de tibia y peroné tras una peligrosa jugada.

 

Se jugaba el minuto 35 entre el equipo de San Carlos y el Cartaginés cuando una desafortunada acción de Hernán Fener, del equipo rival, lo dejó tendido sobre la cancha.

 

Al ver la jugada, sus propios compañeros le hicieron gestos al personal médico para que ingresara al campo con una camilla. El jugador fue retirado y, posteriormente trasladado al hospital.