Unos pescadores sacrificaron a dos orcas bajo las miradas de algunos pasajeros de varios cruceros, que se quedaron aterrorizados al ser testigos de este desagradable hecho.

 

Varios barcos, incluyendo una propiedad de Thomson Cruises, se encontraban navegando por San Vicente y las Granadinas cuando estos mamíferos acuáticos fueron capturados.

 

 

Los capitanes de los barcos turísticos trataron de evitar pasar por esa zona, pero fue demasiado tarde y el asesinato de las dos ballenas se produjo a la vista de todos los pasajeros, según informa Metro.

 

Una persona que se encontraba a bordo de uno de los cruceros asegura que vio a muchas personas llorando cuando arponearon a las orcas.

 

La compañía británica Thomson Cruises por el momento ha cancelado sus visitas a la zona y ha dicho que está trabajando junto con los ecologistas en solucionar este problema.

 

La caza de ballenas sigue siendo legal en San Vicente y las Granadinas, pues la carne de las orcas se consume principalmente para hacer un aceite que se emplea para hacer margarina y jabón.