Un joven universitario de España le envió un particular mensaje a uno de sus profesores. A través de un correo electrónico, el estudiante le pidió a su profesor entregar un trabajo más tarde de lo pactado por estar con resaca. Pero lo que más llamó la atención, no fue el pedido, sino la inesperada respuesta.

"Mañana me voy a levantar con una resaca hecho a pedazos", comienza Sergio en su correo. Y continúa: "Por cosas resulta que no me va a dar tiempo a entregar el trabajo mañana, ¿me dejas entregarlo más tarde, por favor? Eres la hostia, te quiero Javi, el único profesor bueno que queda en esta universidad llena de capullos".

Como si fuera poco, el estudiante aprovecha para pedirle a su profesor un consejo de moda: "Por cierto la camisa que llevabas el viernes de dónde es? Le quiero regalar una a mi padre y seguro que le gusta una así como de viejo molón".

La respuesta del maestro llegó al otro día: "Parece que has tenido una buena noche, ¡qué envidia!", le contestó Javier y le informó que la fecha de la entrega se extendía para él y sus compañeros. "La camisa de viejo molón me la regaló mi mujer y le encanta, con lo cual tengo que cumplir y ponérmela de vez en cuando, pero no tengo ni la más remota idea de dónde procede, pero ya le preguntaré", agregó.

"La próxima vez que me envíes un correo electrónico envíame también una botella como la que te tomaste anoche, para así no acordarme mucho de este correo", respondió el profesor de forma ingeniosa y rápidamente se hizo viral en redes sociales.