Los miedos pueden alterar la tranquilidad de cualquiera. A veces están definidos, pero muchas veces las situaciones imprevistas generan los mayores problemas. 

Los astros pueden influir en esta situación y detectar cuáles son las probables fobias a las que se enfrenta cada persona.

Aries. Tiende a marcar el camino de los demás, por lo que la estabilidad se rompe frente a una situación de incertidumbre, en la que lo desconocido y lo incontrolable lo afectan.

Tauro. Al ser terrenal, su mayor fobia está en los elementos acuáticos. Por su carácter, estas personas buscarán enfrentar el temor de manera racional y ordenada.

Géminis. Son naturalmente sociales, pero temen que alguien pueda aprovecharse de ellos, robarles o causarles algún tipo de daño.

Cáncer. Las fobias pueden irrumpir en lo instintivo, como en el caso de los animales.

Leo. Por su personalidad estable y racional, los de este signo pueden llegar a racionalizar sus miedos. Los más comunes son a la salud y enfermedades de cualquier tipo, incluso, aquellas que no tienen una manera preventiva.

Virgo. Su equilibrio entre lo racional y lo apasionado puede ser contraprudecente. De allí que sus miedos tengan relación con el miedo escénico, el rechazo y la falta de aprobación por parte de amigos o jefes.

Libra. Su pesadilla más frecuente es la de estar en lugares muy altos y sufrir vértigo. El significado de ese miedo está directamente relacionado a la posibilidad de perder el control de una situación.

Escorpio. Se anima a enfrentarse a la vida sin dudarlo, pero lo sobrenatural lo reprime. Los escorpianos son poco proclives a las historias de terror y a los espíritus.

Sagitario. Sus temores se basan en volar y la estadía en espacios muy pequeños (claustrofobia).

Capricornio. Suele tender a la hipocondría. Pese a ese miedo irracional, en la vida diaria es una persona con gran racionalidad y seguridad.

Acuario. Puede tener una gran fobia a los cambios, ya sean mudanzas o nuevos empleos, por ejemplo.

Piscis. Uno de sus mayores miedos consiste en sufrir un robo. En consecuencia, es habitual extremar las medidas de seguridad y estar en permanente alerta para evitar hechos traumáticos.