Los pasajeros de un vuelo que llegaba al Reino Unido desde las islas Canarias vivieron un momento terrible entre sacudones, gritos y mucho miedo. La situación fue originada por el viento fuerte. Pero desde la empresa aseguraron que todo ocurrió con normalidad.

 

Los pasajeros de la nave de Ryanair declararon que "el avión daba tumbos muy bruscos de izquierda a derecha y parecía que la llegada nunca iba a acabar".

 

Las imágenes fueron colgadas en YouTube por Craig Cullinan, que registró el aterrizaje con su teléfono celular. EL video muestra la fuerte sacudida del avión y el griterío que provocó.

 

"El piloto luchaba por mantener el control del avión. No estoy muy seguro de si esto ocurrió porque íbamos demasiado rápido o porque no se calculó correctamente la altura, pero la cuestión está en que tuvo que hacer forzosas maniobras una vez llegado a pista", escribió Cullinan.