Un hombre del Reino Unido fue condenado a 18 semanas de cárcel por maltrato animal. Se trata de Zach Cook, de 25 años, quien fue arrestado el jueves pasado tras la sentencia por el caso de Ruby y Blacky, los dos stafforshire bull terriers que encerró en el balcón de su departamento de Bristol, informó el sitio Daily Mail.

 

Al llegar al departamento del joven, los rescatistas encontraron a los animales en un estado de desnutrición extrema, cubiertos de heces y orina, e incapaces de moverse. A pesar de los cuidados que recibieron, ambas mascotas tuvieron que ser sacrificadas.

 

"Ruby y Blacky sufrieron una crueldad horrible y la negligencia de Zach Cook porque él decidió encerrarlos en el balcón y olvidarse de ellos", testificó el inspector de la RSPCA Dan Hatfield durante el juicio al dueño de los perros.