Doblar la sábana ajustada es uno de los pequeños desafíos a los que nos enfrenta la vida: primero parece ser una cosa sencilla, pero al final terminamos armando un bollo y guardándolos de la manera que mejor nos salga. Todavía no entendemos cómo no hay un robot en cada hogar que lo haga por nosotros.

 

 

Es en ese sentido que la historia de Tina Cline y su esposo nos llamó la atención. A Michael le tocó doblar las sábanas. Todos sabemos que las de "arriba" son fáciles, pero las de "abajo" pueden generar un dolor de cabeza... o de espalda, según el caso.

 

Según la mujer, Michael pasó más de dos horas tratando de doblar el juego de sábanas. Probaba de una manera y no podía, trataba de otra forma y tampoco lograba el resultado esperado.

 

Después de verlo "en acción", Tina decidió grabarlo: "No pude evitar reirme al ver el esfuerzo que le generó doblar correctamente una sábana ajustada".

 

Finalmente, después de numerosos esfuerzos, Michael logró doblar perfectamente las sábanas y recibió las felicitaciones de su esposa.

 

Por si alguien se había quedado con la duda, esta es la mejor forma para doblar sábanas.