Horace Owiti Opiyo tiene 20 años y nació en Kenia. Si bien en el último octubre fue operado, recientemente su caso salió a la luz. Sucede que Opiyo fue operado porque tenía 4,9 kilos de testículos y un pene de 90 centímetros de largo. Este joven, ahora conocido mundialmente, abandonó sus estudios producto de la incomodidad que le impedía caminar y además, el bullying que sufría por parte de sus compañeros.

 

Cabe recordar que la deformidad se originó producto de la picadura de un mosquito, la cual no fue curada y derivó en una "Elefantiasis genital". Según comentaron los especialistas a medios locales, las larvas del mosquito se convirtieron en parásitos. Estos bloquearon el drenaje de los tejidos y de allí comenzó una incontrolable inflamación.

 

 

Su caso se hizo conocido cuando Horace publicó su padecimiento en su cuenta de la red social Facebook, y recibió la ayuda de la esposa del gobernador. En este sentido, los médicos recordaron el proceso quirúrgico realizado: "Rescatamos la parte sana de sus testículos, removimos el exceso de piel y reconstruimos el pene, e imitamos la forma natural del escroto".

 

Por último, ante la prensa el joven manifestó que su vida cambió por completo: "Ahora puedo correr y jugar al fútbol, puedo nadar, soy libre. El próximo paso que quiero dar es educarme".