La participación a un popular programa de televisión de una mujer desfigurada con ácido por su ex novio conmocionó este miércoles a Italia.

 

 

Gessica Notaro, atacada el 10 de enero pasado, decidió mostrar frente a los millones de televidentes del "Maurizio Costanzo Show" lo que le hizo su ex pareja Edson Traves, el hombre que decía amarla.

 

Notaro llegó al estudio de televisión con un chal que le cubría por completo el rostro. "Si quiere puede quedar así", le dijo el conductor. "Prefiero sacarlo", contestó la mujer, de 28 años.

 

 

"Quiero que se vea lo que me hizo. Esto no es amor", dijo Gessica al mostrar las cicatrices de su cara y el parche que le cubría el ojo, gravemente comprometido tras el ataque. Este caso de violencia de género conmovió a todo el país. Notaro había sido una modelo que quedó finalista en Miss Italia 2007, donde lució la banda de Miss Romagna.

 

Luego había abandonado esa carrera para seguir su otra pasión: los animales. En el momento del ataque trabajaba como adiestradora de delfines en el Acuario de Rimini, la ciudad turística y costera del Adriático donde conoció a Traves, con quien tuvo una relación de dos años. Llegaron a compartir un apartamento.

 

 

En un entrevista reciente con un periódico italiano, Gessica lamentaba tener que dejar su trabajo en el Acuario por las secuelas del ataque. "No voy a poder bañarme con mis queridos delfines porque el cloro sería devastador", manifestó entonces.

 

También había contado los momentos posteriores a la agresión. "Mientras al ácido me comía la cara, yo rezaba", expresó. "Rezaba Dios: 'Quitame la belleza, pero por lo menos déjame la vista'". "Volveré a ser la de siempre", había agregado. "Aunque durante años no voy a poder mirar el sol sin máscaras y vendas".