El torero Antonio Romero sufrió el domingo una grave corneada en una corrida que se hacía en México. Sufrió una herida de "aproximadamente 30 centímetros" en el recto.

"La cornada es muy grave, muy seria, una lesión muy, muy severa en la región ano-rectal. Una cornada de muchísima energía que destroza completamente el esfínter anal y lesiona de manera muy grave el recto", expresó el médico que lo atendió.

 

Vázquez indicó que primero tuvieron que controlar la hemorragia para poder salvarle la vida y posteriormente hacerle una revisión del abdomen dado que ahora "no puede tener un paso normal hacia el recto y el ano". El incidente quedó grabado en video.