Darío González y Antonela Pérez, de la ciudad santafesina Venado Tuerto, recibieron con emoción a su beba de 3 kilos. Y, como ambos son extra fanáticos de Boca Juniors, decidieron ponerle a su hija el nombre con el que se identifica a su ídolo Riquelme.

 

En un juego de letras, la pareja optó por Namor, Román al revés, pero en el Registro de las Personas no les aceptaban el nombre y debieron intercalar una 'h' para que quedara Nhamor.

 

Encima, Darío y Antonela eligieron un nombre compuesto y la primera palabra es xeneize. De esta manera, Xeneize Nhamor González ya parece contar con un destino ligado al club de La Ribera.