Lui Fei, un vecino de la ciudad china de Urumchi, se gastó un millón de yuanes, el equivalente a 159.000 dólares, para pedir la mano de su novia después de salir con ella cuatro años, anuncia la agencia Sina. Fei no quiso limitarse a regalarle un anillo o flores a su amada, sino que se animó y le compró una piedra de 33 toneladas. Todo un detalle de peso para impresionar a la joven, que se llama Van Fanfan.

 

En un principio, Fei tenía pensado invertir ese millón de yuanes en comprarse un apartamento para su futura esposa y él. Sin embargo, hace un año la pareja vio esta piedra, en manos de un coleccionista. Al parecer, el 'meteorito' le gustó mucho a Fanfan. De esta forma este 'Romeo' chino dio con la idea del voluminoso regalo.

 

Según la agencia china, la historia tuvo final feliz porque la novia aceptó la propuesta de matrimonio. Todo apunta a que la pareja se ha quedado sin dinero para comprarse su nido de amor. "Esto significa que nuestro amor será largo e inquebrantable", aseguró la afortunada tras recibir el 'meteorito'.

 

Fuente: RT