A partir de un ajustado trabajo de inteligencia conjunta entre la policía y la secretaría de Seguridad del municipio de Lanús, la víctima pactó la compra con el delincuente, y en medio del operativo el malviviente fue detenido.

En lo que constituye una modalidad de extorsión cada vez más difundida, la víctima, una mujer de 41 años vecina de Lanús, logró recuperar el bien luego de radicar la denuncia en la comisaría primera del distrito y contar el apoyo logístico de los efectivos policiales, que la guiaron en la maniobra de rescate de su bicicleta, al verla publicada para la venta en un aviso de la red social.

La mujer, identificada como Fernanda Lorena Fernández, había sufrido el robo de su bicicleta en la localidad de Lanús y tras una intensa búsqueda personal logró localizarla en un sitio de Facebook vinculado a la venta de productos usados, en la que se subastaba por 7 mil pesos.

Fue ahí que decidió advertir de la situación al Jefe de Gabinete y Secretario de Seguridad, Diego Kravetz a través de las redes sociales.

A partir de allí, la mujer y los efectivos de la Policía local montaron un operativo conjunto con la secretaría de Seguridad municipal y simularon la compra del rodado, para lo cual pactaron un lugar de transacción y entrega del dinero en efectivo.

Una vez en el punto de encuentro, una estación de servicio de la zona céntrica de Lanús, la daminificada se hizo pasar por la compradora y fue en esa circunstancia que el malviviente, al entregar la bicicleta sustraída, fue aprehendido por el personal policial que entró simultáneamente en acción.

De inmediato se desarticuló la maniobra, y el joven, identificado como Jano, un estudiante de 17 años, fue puesto a disposición de la justicia que, a través del letrado interviniente, dispuso la restitución a sus padres y la entrega del bien a la mujer.