En el duelo que Estados Unidos le ganó a México por 1-0 el defensor Matt Miazga, de 1,93, se rió en la cara por su altura de su rival Lainez, de 1,67. Situación insólita en el clásico de la Concacaf.

 

Insólita situación se vivió en el amistoso entre Estados Unidos y México jugado en Nashville, Tennessee. El local se impuso 1-0 con gol de Tyler Adams, pero el partido pasará al recuerdo por un cruce entre dos jugadores. 

 

 

 

 

 



Luego de disputar una pelota cerca de su área, el defensor local Matthew Miazga se trenzó en una discusión con el delantero rival, Diego Lainez. Claro, la diferencia de altura entre ambos era muy evidente y el zaguero estadounidense se lo tomó a chiste. 



Desde su 1,93 metro, Miazga comenzó a burlarse de Lainez, de 1,67. Los 26 centímetros de diferencia dieron vida a una escena de comedia, que terminó calentando un partido que era apenas un amistoso.