Una cámara de seguridad del pueblo egipcio de Manfalut, en la provincia de Assiut, registró el abominable crimen de un padre, que acribilló a balazos a su propio hijo delante de su esposa, con la que mantenía una discusión.

 

Mohammed Abdel Rahim Eid Ibrahim, de 52 años, empezó a increpar violentamente a su mujer en un callejón, cuando el hijo de ambos se interpuso entre ellos para proteger a su madre, informa el portal 'Al Arabiya'.

 

En ese momento, el hombre sacó un arma y disparó contra su hijo varias veces. Cuando el menor yacía sobre el suelo, su padre se acercó y lo remató, disparándole 12 veces en total.

 

Tras este asesinato en plena calle, Ibrahim volvió a golpear a su esposa, pero en este momento aparecieron otras personas y el asesino se vio obligado a huir. Al día siguiente fue arrestado por la Policía.

 

La madre del chico declaró a la Policía que el ataque se produjo poco después de que ella y su hijo salieran de un hospital donde ella se sometió a un examen médico, según el portal. Medios locales, informan que el hombre solía golpear a su mujer, que se vio obligada a mudarse a otra casa tras ser apuñalada por Ibrahim.