Por suerte estaba filmando, porque si Jack Hulme (el señor que subió este video a Facebook) le contaba la anécdota a los amigos sin pruebas, seguro le iban a decir que exageraba.

 

La situación fue esta: la policía de Gran Manchester, Inglaterra, fue a buscar a un caballero a su casa. Como no respondió a los llamados, procedieron a derribar la puerta. El ahora fugitivo esperó el momento exacto en el que los policías entraban para ¡saltar por la ventana!

 

El sujeto cae en el estacionamiento, se recompone un poco, mira hacia la casa y sale corriendo. ¿Los policías? Buscándolo adentro.

 

El posteo en Facebook ya supera las cuatro millones de vistas y fue compartido infinidad de veces.

 

 

Ahah happy Friday

Posted by Jack Hulme on viernes, 8 de septiembre de 2017