Alba Martínez Reyes es el nombre de la nena de cuatro años que decidió cortarse su cabellera para ayudar y donársela a otras chicas que lo necesiten. El ejemplar hecho ocurrió en Bailén, España y según explicaron desde el ayuntamiento local, se trata de la niña más pequeña hasta la fecha que decidió donar pelo.

 

 

"Mi hija mayor animó a la pequeña a que se lo diese a los niños enfermos y ella aceptó, diciendo que compartiría el pelo. Al decidirlo, le hicimos una coleta y se la cortamos, así que al final le quedó más corto de lo que teníamos pensado, pero le dio igual", explicó la madre en una entrevista al diario local.