El sábado por la noche Enrique Iglesias se presentó en el estadio El Sardinero en Santander, España, donde no le fue nada bien.

 

En redes sociales varios fanáticos se expresaron negativamente del cantante ya que indican que tuvo un retraso para empezar su concierto, pero no fue solo eso, sino que también hizo playback y para cerrar con broche de oro se retiro del escenario sin despedirse.

 

Por obvias razones los asistentes empezaron a corear: “Manos arriba, esto es un atraco”, donde pedían que se les regresara el dinero de sus entradas.