Es frecuente escuchar que las mujeres que han sido madres suelan decir que amamantar a un bebé es algo hermoso y un momento único de amor, pero no todas piensan igual. A pesar de la polémica, una mujer australiana publicó un polémico texto en Instagram, que despertó tanto críticas como elogios.

 

 

"Ojalá nunca hubiera amamantado a mi bebé" escribió Maddi Carter debajo de una foto de Marlow, su pequeño hijo de cuatro meses. En el texto, la mujer cuenta que dejó de darle la teta al bebé hace tres semanas y resume los motivos por los que, para ella, fue una gran decisión.

 

"Soy una mejor mamá y una mejor mujer", explica. "Tengo más energía. Hay ratos en los que NO tengo al grandullón encima, así que me da tiempo para echarlo de menos. Tengo más tiempo para mi otro hijo. Estoy más cariñosa con mi marido", asegura.

 

La madre añade: "No siento pavor al salir de casa. Puedo volver a llevar ropa que me gusta, ya que he dejado de mancharlo todo y no tengo que seguir poniéndome los incómodos sujetadores de lactancia. Puedo salir sola de casa sin sentir ansiedad. Puedo volver a ir al gimnasio".

 

Sin importarle las críticas, asì resume cierra la carta la mujer:"Hay muchas formas diferentes de ser madre. Pero lo que muchas madres olvidan es que LA MADRE TAMBIÉN TIENE QUE SER FELIZ".

 

Fuente: Telefe