Un análisis de ADN realizado a pedido de un programa de televisión de la CBC (Canadian Broadcasting Corporation) sobre el pollo que cinco cadenas de comidas rápidas colocan en sus sánguches generó sorpresa. Y aunque cinco de ellas superaron el test, una causó alarma en los científicos que lo analizaron.

 

Sucedió en la famosa cadena Subway. En sus promocionados sandwiches de pollo puede encontrarse 50 por ciento del ave, de acuerdo con los resultados de ADN realizados por el laboratorio de la Universidad de Trent.

 

La sorpresa que les provocó los resultados que arrojaron los productos de Subway fue de tal magnitud que decidieron repetirlos cinco veces más. El Oven Roasted Chicken Sandwich tenía un 53,6% de pollo; mientras que el Sweet Onion Chicken Teriyaki sólo 42,8 por ciento. El resto de su componente: soja.

 

Los niveles de sodio aumentaron entre siete y diez veces en los productos adulterados, al tiempo que las proteínas que aportaban al organismo se reducen en un 25 por ciento.

 

Voceros de Subway en Canadá salieron de inmediato a reprochar el informe al que llamaron "falso y engañoso". Desde la cadena de comidas rápidas exigieron una inmediata retractación y aclararon que sus productos tienen un 100 por ciento de carne blanca con condimentos. "Nuestras fajas de pollo y nuestros pollo al horno contienen sólo un uno por ciento o menos de proteínas de soja. Usamos este ingrediente en estos productos para ayudar a estabilizar la textura y la humedad", señalaron en el documento desde la casa matriz canadiense.

 

Fuente: Infobae