Nick Lutz, un estudiante estadounidense de 20 años, corrigió una carta de su ex novia y compartió la misiva en redes sociales con algunas críticas en marcador rojo, tras lo cual la historia se volvió viral.
 

El joven le puso una "D-", es decir, la calificación más baja de todas. Antes de entregársela a su ex, compartió la carta en la red social Twitter. Y la repercusión fue enorme.
 

Según consigna el sitio BBC, que se hizo eco de la historia, Lutz, que estudia en la Universidad de Florida Central, dice que recibió la disculpa después de terminar la relación, aunque admite que no fue la mejor decisión tuitear la carta.

 

 

 

El joven, que estuvo de novio con la chica durante ocho meses, empezó sus “correcciones” diciendo que la introducción es demasiado larga y que hay mucha repetición. Y en sus comentarios apuntó que se necesita respaldar los dichos con las pruebas, como cuando dijo que “nunca lo había engañado”.
 

"La relación terminó después de que me dijo que iba a un parque temático con su mejor amiga, pero más tarde supe que fue con un hombre", dijo. No obstante, contó que a los cuatro meses de noviazgo la chica empezó a ocultar el teléfono y puso nombres en código a sus contactos.
 

Lutz también corrigió errores ortográficos. Y resaltó que su ex enamorada no tenía ningún motivo para esconder, mentir u ocultar”. En el margen, escribió: "Si no hay razón para mentir, ¿por qué no decís la verdad?".
 

A lo último, al lado de un “te amo” aparece un signo de interrogación. "Si querés que te crea, mostralo con pruebas".