Carol Bryan es una más de las tantas mujeres que deciden someterse a cirugías estéticas para hacerle frente a su edad. Como mucho de esos casos, el resultado de sus retoques no fueron los esperados y terminó desfigurada.

 

A los 40 años, Carol Bryan decidió empezar a hacerse correcciones en la cara para intentar aparentar menos edad de la que en verdad tenía. El punto cúlmine fue a los 47, cuando tras una cirugía los resultados distaron mucho de lo esperado.